Inicio » Tom Peters analiza las bases del liderazgo

Tom Peters analiza las bases del liderazgo

Google+

Todo buen directivo debe conocer las bases del liderazgo y actuar en consecuencia. Saber aprender a gestionar dificultades, ver oportunidades de negocio o tener empleados felices para producir más y mejor, son partes fundamentales que debe conocer un buen líder.

Te puede interesar: ENyD se adhiere al Pacto para la Educación Responsable en Gestión

A veces el trabajo te ofrece regalos que nunca imaginarías. Hace unas semanas tuvimos el gran placer de acudir al WOBI (World of Business Ideas) para ver, entre otros, a Tom Peters, el gran revolucionario del liderazgo. Una conferencia de gran aprendizaje en la que habló y aconsejó acerca del liderazgo.

liderazgo

Con 18 libros a sus espaldas, Tom Peters, aburrido de la estrategia, afirma que lo único que le preocupa en su vida profesional son sus dos palabras mágicas: la “excelencia” y las “personas”, y el resto, “no sirve para nada”. ¿Por qué? Porque la excelencia de una persona “es lo que vas a recordar siempre”. En este sentido añade que “en nuestra lápida no aparecerá nuestro dinero, sino que aparecen las cosas buenas, nuestra excelencia”.

Erradicar la mala dirección

Una vez entendido esto, Tom Peters afirma que “no hay ninguna excusa para no hacer de una organización, sin importar su tamaño, un gran lugar para trabajar”. Nuestra vida laboral va a ser nuestra vida, por mucho que queramos a nuestra familia, al final, nuestra vida es nuestro trabajo y por eso es tan necesario que los empleados estemos a gusto en una empresa.

En EEUU solo el 25% de las personas afirman ser felices en sus trabajos, mientras que el 75% afirman no serlo, y en España, los datos son muy parecidos. La gente no está feliz en su trabajo. Y esto, a juicio de Tom Peters, es algo patético. Pero, ¿quién tiene la culpa de estas cifras? Sin ninguna duda, nosotros.

Al escuchar este dato, al experto en liderazgo auténtico y docente del Máster Oficial en Dirección y Gestión de Personas de la Escuela de Negocios y Dirección – ENyD, Sergio Edú Valsania, la primera sensación que le viene es la de tristeza. “Si las personas tenemos que pasar muchas horas trabajando y no somos felices… es triste, así que debemos hacer algo al respecto”.

liderazgo
Sergio Edú Valsania, docente de ENyD

Según el magnate de negocios inglés, Richard Branson, “las empresas tienen que ofrecer vidas satisfactorias a sus empleados”. A esta cita, Tom Peters añade la de “las empresas tienen la responsabilidad de contribuir al bienestar humano”.

Por eso tienes que tratar a tus empleados como si fueran tus propios clientes. “Porque tus clientes nunca serán más felices que tus empleados”. Y de ellos depende, por completo, la experiencia de tus clientes. “Si quieres que tus consumidores digan WOW, primero tú tienes que conseguir ese efecto en tus empleados, que serán quienes lo pasen después a tus clientes”.

Pero, ¿por qué la mayoría de las personas no son felices en su trabajo? En un primer momento, parece que “lo fácil” es culpar a las organizaciones, es decir, los sueldos son bajos, los jefes no son buenos, las tareas son aburridas, los clientes son pesados…. Sin embargo, tal y como indica Edú Valsania, esto “ni es verdad ni es justo”.

Así, el docente explica que “las personas podemos hacer mucho por auto-motivarnos en el trabajo y, en consecuencia, ser más felices incluso ante situaciones poco favorables. Daniel Goleman y otros autores como Boyatzis, definen la automotivación como una habilidad de la inteligencia emocional, es decir, la capacidad de auto-generarnos emociones adaptativas ante una situación difícil”.

De hecho, no son las situaciones lo que determinan la motivación y las emociones que experimentamos en nuestro día a día, sino la forma que tenemos de interpretar las diferentes situaciones. Por ejemplo, ante un error con un cliente “puedes pensar que es lo peor que te ha podido ocurrir y que es mejor que nadie se entere, o puedes pensar que no es agradable lo que te ha ocurrido pero que debes aprender de la experiencia para sucesivas ocasiones”, aconseja Sergio Edú Valsania.

Esta segunda forma de pensar y percibir la situación es mucho más motivadora y funcional. Y a pensar de forma más funcional “se aprende”. También podemos centrar nuestra atención en los aspectos positivos que nos proporciona el trabajo e intentar aprender cada día algo más, en lugar de centrarnos únicamente en los aspectos desfavorables.

En este sentido, una de las cosas que Sergio Edú Valsania ha podido observar a lo largo de varios años de impartir formación a diferentes tipos de trabajadores y en distintos tipos de empresas, es que “las personas más felices y que además obtienen mejores resultados son las que tienen más capacidad de automotivación. La inteligencia y la formación son importantes, pero “la automotivación es una competencia muy potente y muy poco valorada”.

liderazgo

El éxito viene en función de la dedicación y la búsqueda de la excelencia. Por este motivo Tom Peters hace una gran reflexión: ¿Quién salva más vidas, un cirujano o un directivo medio? Sin ninguna duda, Tom Peters respondió que un directivo medio salva muchas vidas, poniendo como ejemplo la profesión del docente, que cada día transforma las vidas de los niños, los protagonistas del futuro.

Las empresas se crearon para contribuir a la felicidad de sus empleados y no para ganar millones. Tom Peters no ha tenido empresa propia pero sí lleva más de 30 años analizando a las organizaciones. Todo el mundo está en el negocio de desarrollar el talento humano, no importa la actividad de la empresa. Muy claro, Tom Peters dijo: “Vosotros sois los líderes, pero los que sacan el trabajo son las personas a las que contratáis”. Además,  “si las cosas salen bien el mérito siempre es de la Alta Dirección, pero cuando las cosas salen mal, la culpa siempre es para el trabajador medio”.

Y mientras que los empleados sacan el trabajo adelante, algunos líderes fallan. A Sergio Edú Valsania no le gusta generalizar, pero afirma que “existen líderes a los que les falta transmitir y contagiar su ilusión y su pasión”. En este sentido, el docente destaca que “los líderes son los que tienen que estar más motivados por y hacia el trabajo. Deben ser también líderes emocionales y motivacionales. Esto es un principio básico del auténtico liderazgo”.

Otra de las asignaturas pendientes de los líderes es el Salario Emocional, es decir, “recompensar emocionalmente a los colaboradores con una sonrisa sincera y un gracias auténtico tras el esfuerzo y la labor”. También es importante por parte de los líderes “ofrecer un feedback constructivo y motivador, que no sólo se centre en los fallos, sino en cómo mejorarlos, y siempre, siempre, ofrecerse para ayudar”.

Peters continuó la conferencia sobre liderazgo hablando del Departamento de Recursos Humanos, un término “repugnante” según él. “¡Las personas no son recursos, por favor, hagan un favor a la humanidad y eliminen este término! Así de tajante, Tom Peters añadía que “las empresas son personas”.

En este sentido, Sergio Edú Valsania está de acuerdo con Tom Peters, no obstante prefiere darle un enfoque positivo al término recurso. Según indica el docente, “un recurso es algo necesario,  valioso y que es limitado, motivo por el cual hay que cuidarlo”.

Las organizaciones tienen recursos materiales y recursos humanos. Los recursos humanos “somos personas con sentimientos, aspiraciones y expectativas, si éstas características de los recursos humanos se cuidan y no se confunden con recursos materiales entonces sí es aceptable el término”, matiza Edú Valsania.

Por eso es importante que se comprendan y se gestionen muy bien las necesidades de las personas. Edú Valsania no ve mal que las organizaciones conciban a las personas como recursos, pues es una realidad desde su perspectiva, pero lo que no deben olvidar es la humanidad de los mismos, pues de esta forma las organizaciones “otendrán mejores resultados y las personas serán más felices”.

Inversión en Formación

Pero, ¿por qué a los CEOs todavía les cuesta tanto invertir en la formación de sus empleados? Según Sergio Edú Valsania, cuantificar el impacto de la formación “es complicado y bastante costoso”. Así, añade que “si fuera más sencillo cuantificar el ROI  de la formación, entonces al verse como inversión, la formación se dispararía”. Muchos de los cursos que se hacen en algunas organizaciones se hacen por hacer y a veces no hay una detección de las necesidades bien hechas que den sentido al plan de formación, es decir, “no se considera como algo rentable”.

liderazgo

Últimamente, el docente también se está encontrando que se imparte formación en habilidades interpersonales a puestos medios y de base, pero las posiciones más altas del organigrama no reciben formación emocional y de liderazgo, lo cual indica que “todavía muchos CEO no son conscientes de cómo podrían mejorar sus resultados si mejorasen sus competencias de automotivación y liderazgo”.

Los líderes tienen la obligación moral de desarrollar y formar a sus trabajadores para que cuando se marchen estén mejor preparados que cuando llegaron”, afirma Tom Peters. Porque todo el mundo está en el negocio de desarrollar el talento humano: no importa si tu compañía se dedica a la tecnología, las finanzas, o la creatividad.

“Mucha gente dice que si formas a tus empleados y les das las herramientas necesarias, terminarán marchándose”. Una idea que tiraba inmediatamente después con las palabras de Richard Branson: “Entrena a la gente lo suficientemente bien para que puedan marcharse. Pero trátalos bien para que no quieran hacerlo”.

Liderazgo femenino

¿Y las mujeres en puestos de dirección? “Hay pruebas suficientes para acabar de golpe con muchos de los tópicos que rodean este tema”. Por ejemplo, Harvard Business Review destaca que las mujeres puntúan más alto en 12 de las 16 competencias que se necesitan dentro de puestos de liderazgo. Una idea que se está volviendo más significativa con el paso del tiempo. “Las mujeres lideran de forma diferente y esa forma de liderar es más útil a día de hoy. Simplemente”, matiza Tom Peters.

Te puede interesar: Introducción al Aprendizaje Automático

Para finalizar este artículo, nos quedamos con una gran sugerencia de Tom Peters para que la tengas muy en cuenta. Los líderes no crean seguidores, crean líderes. Un gran líder sabe que acabará perdiendo el control de sus alumnos más distinguidos, pues éstos están destinados a ser líderes también. ¿Eres tú uno de ellos?

Artículo anterior

Introducción al Aprendizaje Automático

Artículo siguiente

¿Qué es Project Finance?

Google+

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *