Home»Business Revista Digital»RR HH»TIPOS DE JORNADA LABORAL Y SUS EFECTOS EN EL TRABAJADOR

TIPOS DE JORNADA LABORAL Y SUS EFECTOS EN EL TRABAJADOR

De 9 a 5, de 8 a 3, por horas, fines de semana…. Los horarios, los descansos, pausas y vacaciones afectan a la productividad del empleado y la empresa, a la conciliación con la vida familiar y al bienestar del trabajador. ¿Sabes cómo te afecta tu jornada laboral?

¿Qué tipos de jornada laboral existen en España?

En el mercado laboral español existen múltiples tipos de jornada, cada una con sus características particulares, las cuáles se han visto aún más modificadas debido a los cambios y transformaciones implantados tras la crisis económica. Además, los horarios de trabajo dependen directamente del tipo de contrato que la empresa ofrezca al empleado, de las necesidades de la entidad y del convenio colectivo que se aplique a dicho sector. Los principales tipos de jornada laboral son:

  • Completa: corresponde a 40 horas semanales, es decir 8 horas diarias. Sin embargo, es posible extenderlo hasta un máximo de 45 por semana, esto es 9 al día, en una misma empresa. Sin embargo, de esas horas, únicamente 6 son realmente productivas.

  • Reducida: determinados trabajos, como los que tiene que ver con la construcción, cámaras frigoríficas, infraestructuras etc., poseen unas circunstancias físicas que obligan a una regulación especial.

  • Continuada o intensiva: la jornada comienza y termina con una única pausa de entre 15 y 30 minutos. Este tipo es el más recomendable para una mayor productividad y satisfacción del empleado.

  • Partida: a lo largo de la jornada se realiza un descanso de al menos una hora de duración. Esta es la menos valorada, tanto por empleados como expertos en recursos humanos. Muchas veces resulta en el conocido “calentar la silla”, es decir, el empleado está presente en su puesto de trabajo pero no es realmente productivo.

  • Por turnos: se establecen turnos rotativos entre los trabajadores, alternando mañanas, tardes y noches. Es un tipo de jornada laboral propia de aquellas empresas o negocios es los que la actividad no puede paralizarse por cuestiones de servicio o productividad.

  • Nocturna: es aquella que se realiza entre las 22:00 y las 06:00. Este horario recibe un plus de nocturnidad que quedará reflejado en el salario y contrato del empleado. Es la menos aconsejable, pues repercute directamente, y en la mayoría de los casos negativamente, en la salud física y mental del trabajador.

  • Horas extraordinarias: son aquellas horas de trabajo efectivo que se llevan a cabo una vez sobrepasado el límite máximo de la jornada laboral legal y especificada en el contrato. Estas horas extraordinarias nunca podrán ser superiores a 80 al año y será obligatoria contar con al menos 12 horas de descanso entre la salida y la siguiente entrada.

El éxito de la joranda intensiva

Los expertos coinciden en que la jornada continua es la más apropiada tanto para la empresa como para el empleado. Según la investigación de productividad y empleo de la Universidad de Zaragoza, este tipo de jornada reduce el gasto de las entidades y de media aumenta un 6% la productividad. Así lo confirman casos como el de la compañía eléctrica Iberdrola o la cervecera Damm, que instauraron hace pocos años la jornada intensiva.

En la primera, el horario es de 7:15 a, a 14:50 pm, con 45 minutos de flexibilidad para la entrada y la salida. El director de recursos humanos de dicha empresa afirma que se ha reducido un 20% el absentismo laboral y un 15% los accidentes laborales. Las opiniones de sus empleados son muy positivas, pues valoran sobre manera la posibilidad de disponer de tiempo libre para levar a cabo actividades personales y de ocio.

enyd trabajo jornada laboralDe la misma forma, el año pasado una residencia hospitalaria en Suecia puso en marcha un experimento. Durante 8 meses, redujo la jornada laboral a seis horas diarias, 30 horas semanales en total. Los resultados son claramente positivos: mayor productividad y disminución de las bajas por enfermedad y depresión. Tanto es así, que muchas otras empresas del país están pensando en implantar este horario. Los testimonios de los empleados afirman que han reducido su estrés, y han aumentado su concentración y energía.

¿Somos realmente productivos?

Muchas empresas españolas aún continúan con la mentalidad de que cuánto más horas se trabaja, mejor. Según el estudio realizado por la compañía PGI, en España, donde se trabaja aproximadamente 1.700 horas al año, la productividad media por hora por empleado corresponde se sitúa en torno a los 35€. Sin embargo, en Alemania y Suecia, donde apenas alcanzan las 1.500 horas trabajadas al año, la cifra se eleva hasta 49,30€.

Una jornada continua o intensiva, que permita al trabajador una mayor flexibilidad y mejorar la conciliación con la vida familiar y personal, desembocará en empleados más satisfechos y comprometidos con el trabajo y la empresa. Esto forma parte del salario emocional, es decir, la percepción que tiene el individuo respecto a la organización, muy valorado entre las nuevas generaciones y millenials. Las empresas deben aprender a calcular y valorar las horas realmente productivas de sus trabajadores y ajustar sus jornadas para que, tanto organizaciones como empleados obtengan los mejores y mayores beneficios.

Artículo anterior

ENYD EN EL TOP TEN DE MEJORES INSTITUCIONES DE FORMACIÓN ONLINE

Artículo siguiente

OPEN CLASS: CONCEPTOS CONTEMPORÁNEOS DE EMPRESA

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *