Home»Business Revista Digital»RR HH»TEAM BUILDING: CREANDO EQUIPO MÁS ALLÁ DE LA OFICINA

TEAM BUILDING: CREANDO EQUIPO MÁS ALLÁ DE LA OFICINA

enyd team buildingAprender no es únicamente estudiar o leer. También es ver y escuchar y, sobre todo, experimentar. Pero esto es algo que el individuo no puede hacer solo. Necesita de los demás para desarrollarse y progresar y el entorno laboral no es una excepción. Por ello, el team building, es decir, la construcción de equipos, se aplica a equipos de trabajo para fomentar la productividad y el aprendizaje.

Las actividades de team building están de moda desde hace muchos años. Desde dinámicas grupales hasta partidos de fútbol o carreras de karts. Todo vale para motivar al equipo y mejorar la cohesión. Sin embargo, hay expertos que distinguen entre team bonding y team building. La primera implica un alto grado de actividad física y se basa en la diversión y el esparcimiento. La segunda, en cambio, busca el desarrollo de aquellas habilidades y competencias que les permitan ser más productivos y eficaces. Además incorpora una reflexión post actividad que provoque cambios en el comportamiento grupal.

¿Por qué hacer team building? Porque el empleado podrá realizar una actividad alejado de la vida cotidiana, en un entorno diferente. Le permitirá liberarse de las tensiones y relacionarse con sus compañeros de trabajo desde otra perspectiva. Además, el componente lúdico de las actividades fomenta la creatividad y desarrollo de nuevas ideas, la integración de áreas y departamentos y favorece la demostración de las habilidades y fortalezas individuales.

Son actividades originales que el empleado no suele practicar en su tiempo libre. Remo, senderismo, escalada, paintball o karts se encuentran entre las más demandadas. Se trata de competiciones ficticias entre distintos grupos de empleados con las que se trabajan diferentes aspectos para que un equipo funcione correctamente. Se organizan fuera de la jornada laboral para crear la sensación de que el trabajador está disfrutando de su ocio y no haciendo horas extras. Además, el carácter singular de la actividad captará la atención de la plantilla fomentando su participación.

Las actividades deportivas son las más comunes en cuanto a team building, pero no las únicas. En cualquier equipo, el jugador ha de confiar en sus compañeros y asumir un rol para conseguir ganar entre todos. Esto, traducido al entorno laboral, significa alcanzar una mayor productividad y gestión para incrementar los beneficios de la empresa.

Por ejemplo, el paintball favorece la confianza y creación de estrategias; el tiro con arco requiere concentración y comunicación. Las actividades culinarias, muy en boga últimamente, son ideales para que las nuevas planillas se conozcan en un ambiente distendido trabajando en equipo. Los enigmas o juegos de escape pondrán a prueba la rapidez y capacidad resolutiva, mientras que las dinámicas de grupo favorecerán un clima de sinceridad e introspección hacia el grupo.

A la hora de elegir la actividad del team building conviene tener en cuenta determinados elementos:

-Evaluación del ambiente: Es aconsejable evaluar el ambiente general en el que se encuentra el grupo. Si se trata de una plantilla nueva, habrá que trabajar la confianza y el conocimiento. Si por otro lado, se ha producido un conflicto, la actividad podrá ayudar a resolverlo.

-Objetivos: Saber qué es lo que se quiere alcanzar con la realización de la actividad es importante, así como los objetivos generales de la empresa.

-Participación: Debe participar todo el mundo, independientemente de su puesto y responsabilidades. La implicación por parte de los directivos es fundamental para la participación del resto de la organización. Cuando se realizan este tipo de actividades, los cargos no existen, hemos de ser todos iguales.

-Duración: Una mañana o una tarde es lo más habitual. Pero también es común emplear todo un fin de semana para mejorar la convivencia. Es importante programar bien la actividad pues está comprobado que a partir de los 90 minutos la atención decae poco a poco.

A pesar de que muchos empleados conciben el team building cómo una pérdida de tiempo y dinero, otros perciben así como la empresa se preocupa por su desarrollo personal y la mejora del grupo. Si el individuo se siente cómodo dentro del grupo, y el equipo funciona mediante la comunicación y la cooperación, el éxito está garantizado. No lo dudes sal a andar o escalar, y mejorarás la productividad.

 

Artículo anterior

ENyD CONSIGUE EL SELLO CUM LAUDE 2015 GRACIAS A SUS ALUMNOS

Artículo siguiente

YOUTUBE TRUEVIEW, ¿CONSEGUIRÁS IMPACTAR A TU PÚBLICO EN 5 SEGUNDOS?

2 Comentarios

  1. Avatar
    30 junio, 2017 at 01:08 — Responder

    Estas actividades benefician a la empresa, a los equipos y a nivel personal, baja la tensión laboral, aumenta la motivación así como la confianza en equipos se unifica y fortalece.

    • Escuela de Negocios
      30 junio, 2017 at 09:56 — Responder

      Buenos días Anahí, gracias por el interés mostrado en el artículo. Efectivamente, team building tiene impactos muy positivos en la motivación de equipos así como una mejora en el desarrollo creativo conjunto. Sin duda, un método eficaz para mejorar el trabajo en equipo y la cohesión.
      Permítenos recomendarte el siguiente artículo para seguir profundizando en temas relacionados con el desarrollo de la creatividad en el entorno laboral Resumen Openclass: El Desarrollo de la Creatividad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *