Home»Business Revista Digital»RR HH»SOBRECUALIFICACIÓN: QUE NO SEA UN OBSTÁCULO PARA ENCONTRAR TRABAJO

SOBRECUALIFICACIÓN: QUE NO SEA UN OBSTÁCULO PARA ENCONTRAR TRABAJO

enyd sobrecualificaciónSi tienes idiomas, carrera y máster y alguna vez has enviado tu currículum para una oferta de dependiente o has acudido a una entrevista de camarero, tu perfil laboral se podría calificar de “sobrecualificado”. En ese caso, ¿cómo se encuentra trabajo?

Según datos de la Organización Internacional del Trabajo, entre el 15 y el 25% de los trabajadores europeos están sobrecualificados. Cifra que se eleva hasta el 54% entre los jóvenes españoles. La sobrecualificación afecta a aquellos asalariados que sin estar cursando estudios, poseen un nivel de formación superior a la mínima requerida para un determinado puesto de trabajo.

Es cierto que la sobrecualificación no tiene por qué suponer un conflicto siempre y cuando sea provisional. Los trabajadores cualificados son innovadores y creativos e intentan modificar y adaptar las tareas que desempeñan a su perfil y personalidad. Sin embargo, si se prolonga en el tiempo, la sobrecualificación afectará a la productividad a causa del desánimo y frustración en el empleado.

La sobrecualificación de un profesional da lugar a una baja proyección de futuro y un mal desarrollo del plan de carrera. El crecimiento profesional tardío y la fuga de talento en busca de un salario competitivo es la situación en la que se encuentra gran parte de la población española. La necesidad de encontrar un trabajo que les proporcione sostenibilidad económica, lleva a muchos a acortar su CV o eliminar titulaciones y experiencia para aumentar las posibilidades de alcanzar un empleo.

Esto es un error. Un buen reclutador percibirá si el candidato está sobrecualificado para el puesto de trabajo, por lo que intentar mentir en la entrevista de trabajo no será provechoso. Por lo tanto se trata de sacarle el máximo partido al CV y adaptarlo a la oferta y empresa. A continuación, te ofrecemos unos consejos para encontrar un trabajo cuando se está sobrecualificado:

Adaptar el CV: No elimines titulaciones ni formación. Lo mejor es adaptar tu currículum a la oferta y a la empresa. Redacta una carta de presentación o motivación en la que expliques y expongas tus aptitudes y razones por las que consideras que eres el mejor candidato.

Tipo de CV: Se recomienda utilizar el modelo funcional o mixto en lugar del cronológico, pues permitirá darle prioridad a las habilidades y características.

Destaca tus puntos fuertes: Por ejemplo, un estudiante de relaciones internacionales poseerá gran nivel de idiomas. Si opta a un puesto de cara al público, como dependiente o comercial, deberás hacer de eso tu fortaleza. Es recomendable hacer destacar la personalidad y por qué se es el candidato adecuado para el puesto a pesar de la sobrecualificación.

No menosprecies el trabajo: Es recomendable no mostrar una actitud egocéntrica o petulante. No olvides que en la entrevista, también se tiene en cuenta tu personalidad y cómo encajarías en la empresa.

En la entrevista: No hables únicamente de la formación en sí misma, sino de lo que ésta te ha aportado. Sé hábil respondiendo y haz hincapié en aspectos de la oferta como los horarios, la localización, el tiempo libre que te aporta, etc. Nunca digas que ese trabajo era la única opción que te quedaba.

Compromiso: Los entrevistadores saben que si estás sobrecualificado no dejarás de buscar un trabajo en tu área profesional. Por ello es aconsejable sugerir un contrato de duración mínima, que garantice compromiso e interés por tu parte.

La solución, sin duda, no se encuentra en esperar a que amaine el temporal. Hay que elaborar un plan B, ser proactivo e intentar cambiar la situación de desempleo. Reciclarse es siempre una buena opción. El desarrollo y transformación digital, así como el cambio en los hábitos de consumo, han dado lugar a la aparición de nuevas profesiones. Por ello siempre se puede recibir nueva formación que complemente el currículum y trayectoria profesional.

Igualmente, crear un negocio propio, emprender o trabajar como autónomo o freelance, siempre es una alternativa a la búsqueda de trabajo tradicional. A las que se debe sumar el uso de redes sociales y una red de networking sólida para conseguir contactos profesionales y posibles clientes.

El saber no ocupa lugar. No dejes que la sobrecualificación ponga freno a tu desarrollo profesional.

 

Artículo anterior

¿QUÉ ELEMENTOS SE NECESITAN PARA SALIR A BOLSA?

Artículo siguiente

INSTAGRAM: MARCAS Y ANUNCIOS SIN FILTROS

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *