Home»Business Revista Digital»RR HH»¿MURO O NO MURO EN LA OFICINA?

¿MURO O NO MURO EN LA OFICINA?

espacios_abiertos_en_la_oficinaEn Estados Unidos el 70% de las empresas ya tiene implementado un sistema de organización de oficinas de espacios abiertos. Sin embargo, una conocida e importante firma internacional de diseño de interiores de empresas, Gensler, ha dado a conocer un informe que podría variar respecto a esta metodología de organización.

Los espacios abiertos en una compañía consisten en que no existen las barreras de las paredes, en que no se divide a los empleados, si no que se les permite trabajar viéndose las caras, trabajar codo con codo, preguntándose cuestiones que dudan en zanjar,… en sus comienzos surgieron varios análisis que lo mostraban como un modelo que aumentaba la eficacia de los trabajadores.

Algo que está fuera de toda duda y ha sido más que probado es que un buen espacio de trabajo motiva y prepara al empleado para afrontar el día con otro estado de ánimo, algo que incrementará su productividad. De hecho, la consultora española Aguirre Newman realizó un estudio en el que se vio que la disposición de espacios adecuados puede llegar a aumentar la productividad hasta un 20%. En base a esto y a la definición del hombre como un ser sociable se considera que un espacio abierto en el que no hay muros no despachos que te separe de tus compañeros incrementa la eficacia de los empleados ¿por qué?

Al estar en un espacio abierto se incrementa las relaciones entre los trabajadores dotándolas de un carácter mucho más amigable que favorece la participación y ayuda colaborativa.Tanto eficacia como productividad aumentan ante la posibilidadde poder preguntar al compañero, de poder pedir ideas o simplemente que ante las palabras de los demás se le ocurran.

Sin embargo, la firma antes mencionada, Gensler, ha realizado un informe tras el análisis de rendimiento de más de 2000 trabajadores de distintas empresas y ha llegado a la conclusión de que los espacios con mayor grado de eficiencia no son únicamente los abiertos si no que a estos hay que implementarles zonas de silencio y zonas colaborativas.

Los espacios abiertos están muy bien pero es cierto que en ellos se produce mucho ruido. Se generan charlas entre otros compañeros, conversaciones telefónicas, el teclado, un cuaderno que se cae…. Sonidos de los que tenemos que abstraernos y eso exige un esfuerzo de concentración. The Hong Kong Polytechnic University realizó un estudio, sobre el análisis de 259 empleados, en el que detectó que el ruido y la temperatura son los factores más influyentes en la productividad. En cuanto a la temperatura se soluciona con buenos sistemas de climatización.

En cuanto al ruido la compañía Gensler propone que para hacer las oficinas de espacios abiertos más eficaces haya: zonas silenciosas, a los que las personas acudan cuando la concentración exigida por su tarea sea muy alta; y áreas colaborativas en las que se reúnan cuando se necesite hacer pequeñas reuniones o aportación de ideas que vaya a generar debate.

¿Tú qué opinas?

Artículo anterior

GOOGLE WALLET CARD: A LA CONQUISTA DEL COMERCIO ELECTRÓNICO

Artículo siguiente

XBOX ONE: RECTIFICAR ES DE SABIOS, ¿O NO?

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *