Home»Business Revista Digital»RR HH»LA COMPETITIVIDAD COMO HERRAMIENTA DE MEJORA ENTRE EMPLEADOS

LA COMPETITIVIDAD COMO HERRAMIENTA DE MEJORA ENTRE EMPLEADOS

la_competencia_como_herramienta.jpgEn muchas ocasionas la primera asociación que creamos al oír la palabra competencia es con sentimientos negativos, incluso nos pueden llegar a recorrer escalofríos. Sin embargo, no tiene por qué ser así. El departamento de recursos humanos debe saber llevar la competitividad entre sus empleados dado que esta no sólo aumenta la productividad si no que propicia el avance y la mejora continua. Solo hay que saber utilizarla, ¿quieres saber cómo?

La competencia es una herramienta que depende de cómo se empleé puede ser positiva o negativa. Hay muchos trabajadores que no quieren ni oírla mentar debido a que la tienen miedo porque la asocian al fracaso.

Se suele tener un miedo exacerbado al error y el fracaso. Este miedo viene por una percepción que no se ajusta a la realidad. Se considera que una persona competitiva es aquella que lo realiza todo correctamente, un concepto muy alejado de la realidad. Para ser competitivo hay que ser capaz de arriesgar proponiendo nuevas ideas, innovando y estando constantemente intentando mejorar. Una buena idea, una idea genial, proviene de treinta malas. Como departamento de recursos humanos tienes que hacer que tus trabajadores piensen así, que no tengan miedo al error. Para ello hay que alentar la exposición de nuevas propuestas, recalcar el lado positivo de las ideas de los empleados, no castigar el error,…

La competencia puede ser negativa o positiva. En la empresa nos conviene tener una competitividad basada en el respeto, en la motivación por llegar al nivel de los mejores y una competitividad basada en la humildad. Deberemos huir y erradicar la que fomenta la mentira, el engaño, la trampa o el plagio.

Y ¿cómo lo hacemos? Aparte de los consejos mencionados en el tercer párrafo es conveniente:

Fomentar el respeto y sensibilidad a los sentimientos y derechos de los demás compañeros.

Organizar trabajos en equipo que promuevan la cooperación. Todos están luchando para sacar adelante un mismo proyecto. Si empieza a ser más importante la competencia individual se pierde el objetivo además del compañerismo.

Desaprobar la calumnia y el descrédito.

Promover el elogio entre compañeros de trabajo. El reconocimiento es el mayor halago y un gran barómetro de ambiente laboral.

Procura que todos los miembros del equipo gocen de las mismas oportunidades para desarrollarse y convertirse en personas competitivas. Dales tiempo, tareas, proyectos, desafíos,…

Estas son las bases de una buena competencia ¿las estás aplicando?

Artículo anterior

CAMBIO DE HORARIO: AHORRO ENERGÉTICO del 5%

Artículo siguiente

​IBERIA: VOLANDO HACIA UNA MEJOR ESTRATEGIA DIGITAL

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *