Inicio » Experiencias ENyD: Formando a los educadores del futuro

Experiencias ENyD: Formando a los educadores del futuro

Google+

La formación online es una experiencia única que permite a nuestros alumnos desarrollar armónicamente su vida profesional, personal y social. El trato cercano que nos caracteriza a la Escuela de Negocios y Dirección – ENyD nos permite seguir en contacto con cientos de alumnos sumando así, una gran cantidad de Experiencias ENyD.

Esta vez hemos tenido la suerte de entrevistar a Aarón Santana, que a pesar de vivir en Canarias, siempre se ha mostrado dispuesto a colaborar en todo aquello que le hemos pedido desde ENyD.

Experiencias ENyD
Aarón Santana

Así que ahora, un año después de realizar nuestro Máster Oficial en Dirección y Gestión de Personas, Aarón Santana ha realizado una mirada hacia el pasado para analizar el recorrido que ha seguido hasta ahora, un ejercicio que le ha animado a continuar trabajando, aprendiendo y creciendo como persona y como profesional dentro del ámbito de la formación para el empleo.

Aarón Santana, tal y como se apreciará a lo largo de este reportaje, es un excelente pedagogo que convirtió, por descubrimiento, las casualidades en vocación y, desde entonces, reivindica el papel de estos profesionales en la sociedad en general, y en los Recursos Humanos en particular.

Te podría interesar: Experiencias ENyD: La importancia de crearse un perfil internacional

Su trayectoria académica siempre ha estado, desde el primer momento, planificada y orientada hacia la consecución de un objetivo claro y previamente definido. No obstante, ante un amplio abanico de intereses, inquietudes e ilusiones personales y profesionales, nunca tuvo del todo claro qué estudiar o hacia dónde dirigir su carrera.

Lo único que tenía claro era su orientación hacia trabajos que estuviesen relacionados con personas. Así que tras barajar diferentes posibilidades, se decantó por la Pedagogía.

Antes de ser aceptado por la Universidad de La Laguna para cursar el Grado en Pedagogía Santana sabía, a grandes rasgos, cuál era el trabajo de los pedagogos. Pero una vez seleccionado, comenzó a documentarse para poder definir con claridad las funciones profesionales que podría desempeñar en un futuro.

A medida que Santana fue avanzando, superando asignaturas y ampliando conocimientos, fue entendiendo la dificultad de acotar el campo de actuación de los pedagogos. Se trata de un perfil profesional que evoluciona con la sociedad en la que desarrolla su actividad, capaz de reinventarse para poder ofrecer, desde un enfoque educativo, formativo y social, soluciones que contribuyan a la mejora de las personas, colectivos y, en último término, de la propia sociedad en su conjunto. Fue a partir de aquí cuando Aarón Santana entendió el valor de la Pedagogía y, con ella como base, comenzó a diseñar su propio plan de estudios.

“Considero que el perfil del pedagogo es multidimensional”, afirma. “Se puede abordar desde distintos enfoques, a la vez que podemos desarrollar nuestra actividad profesional en variedad de ámbitos y contextos. En este sentido, la formación de base que se proporciona a través del plan de estudios del Grado de Pedagogía, es necesaria y sumamente importante”. Pero para un perfil profesional tan diverso y ante la volatilidad de la sociedad actual, considera que “no debe ser suficiente”. En este sentido destaca: “Debemos complementar nuestra formación para abordar el acceso al mercado laboral”.

Personalmente, fue en el ecuador de la carrera cuando, por primera vez, se cuestionó hacia dónde dirigir su trayectoria académica, ya que posteriormente, podría determinar o condicionar su trayectoria profesional.

A través de distintas lecturas, Aarón Santana comenzó a reflexionar sobre el potencial del perfil de los pedagogos en los Departamentos de Recursos Humanos. En la actualidad, las empresas tienen la necesidad de formar a sus equipos de trabajo para seguir siendo competitivas. En este sentido, la formación adquiere un papel relevante y estratégico para la mejora de la calidad del producto/servicio que ofrece la organización.

“La formación en las empresas es un yacimiento de empleo para los pedagogos. Explorar esa nueva vía es una magnífica oportunidad para posicionar este perfil profesional como responsables del diagnóstico y detección de necesidades formativas, diseño y construcción del plan de formación, seguimiento del mismo y evaluación del impacto”, explica Aarón Santana. El objetivo es “repercutir en una mejora del rendimiento de los trabajadores y, en último término, conseguir un incremento de la productividad y de los resultados de la organización”.

En el segundo año de carrera, Santana comenzó a descubrir otra cara de la pedagogía, fuera del contexto formal de enseñanza (aprendizaje vinculado al desarrollo de las personas en las organizaciones).

Experiencias ENyD

Desde entonces, Aarón Santana reivindica el papel de los pedagogos, profesionales de la educación y la formación capaces de intervenir en cualquiera de las fases. “Somos los pedagogos quienes debemos asumir la responsabilidad de desempeñar las tareas y funciones que contribuyan al desarrollo de las competencias de los trabajadores de las organizaciones”.

 

«En ningún caso, quiero dar a entender que somos los pedagogos los únicos que podemos desarrollar esas funciones», explica el alumno. Posiblemente, si no hay más graduados en pedagogía en Departamentos de Recursos Humanos sea porque, «quizás, los pedagogos desconocemos nuestro potencial y dejamos de ocupar puestos de trabajo que sí ocupan personas con conocimientos que se alejan de la formación».

“Haber establecido mi objetivo profesional durante la carrera, diseñando y planificando acciones que me acercaran al mismo, sirvió para que, al finalizar el grado, no me tuviese que enfrentar a momentos de incertidumbre sobre hacia dónde dirigir mi trayectoria profesional”, ha destacado nuestro alumno.

En el último año de universidad, tuvo la suerte de coincidir con profesionales con quienes compartía la pasión y la vocación por la formación. Personas que, lejos de complicar el acceso al mercado laboral a jóvenes con poca o ninguna experiencia, confiaron y apostaron por él.

Y así fue como comenzó a trabajar en el departamento de formación de una empresa multinacional especializada en Recursos Humanos. Una compañía en la cual pudo participar en el diseño, desarrollo y evaluación de proyectos formativos para equipos de trabajo en empresas y organizaciones de toda Canarias.

Al mismo tiempo, complementaba su formación cursando el Máster en Orientación Profesional en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Lo que, además de estrategias para poder intervenir con personas, le proporcionaba un enfoque más próximo al contexto laboral y el empleo.

Posteriormente, combinó la colaboración en varios proyectos del Servicio Canario de Empleo, con la impartición de formación para el desarrollo de competencias dirigidas a impulsar y mejorar la empleabilidad de las personas, así como ofrecer orientación, apoyo y asesoramiento en materia de empleo a distintos colectivos.

Tras años orientado hacia el trabajo para personas y, aun con una gran cantidad de dudas, inquietudes e intereses, en 2017 pudo, por fin, acceder a realizar nuestro Máster Oficial en Dirección y Gestión de Personas.

Nuestro docente, Sergio Edú Valsania, lo recuerda perfectamente. Él fue el encargado de dirigir su TFM y confiesa que al principio el alumno se enfadó un poco porque Edú Valsania se lo criticó bastante (siempre de una manera constructiva). Más tarde, Aarón Santana se daría cuenta de que las indicaciones del docente iban en buen sentido y, finalmente, el alumno presentó su TFM obteniendo un sobresaliente.

Sergio Edú Valsania afirma que a nivel personal “es una gran alegría saber que las competencias profesionales que has intentado desarrollar en tus alumnos finalmente se desarrollaron y dieron sus frutos”. Cuando se entera de que alguno de sus alumnos está alcanzando sus metas, o le escriben para contárselo, siempre piensa: «El esfuerzo mereció la pena». Y se siente satisfecho con el trabajo. Nuestro docente matiza que su misión es “facilitar el aprendizaje de mis alumnos, descubrir sus talentos, hacérselos ver y ayudarles a emplearlos. Pero, y esto es muy importante, los protagonistas siempre siempre serán ellos”.

ENyD: Una experiencia gratificante

Aarón Santana pudo compaginar este Máster con su desempeño profesional en servicios de orientación y empleo, por lo que la aplicabilidad de los contenidos formativos incrementó en gran medida, sirviendo para favorecer su práctica laboral y redundando directamente en la calidad del servicio que, en ese momento, ofrecía.

“Este Máster me proporcionó una visión de los recursos humanos desde un espectro mucho más amplio. Sin duda, ayudó a reforzar la visión y la apuesta por el capital humano como el verdadero valor de las organizaciones, contemplando todos los elementos que son necesarios para la correcta gestión de las personas, desde los aspectos cuantitativos, como podría ser la retribución, hasta los más cualitativos, vinculados a la motivación y las emociones”.

Mi paso por ENyD fue una experiencia totalmente gratificante que, desde entonces, recomiendo

En la actualidad, Aarón Santana colabora en un proyecto de la Cámara de Comercio, cofinanciado por el Cabildo Insular de Tenerife y el Gobierno de Canarias, dirigido a las organizaciones y entidades de la isla de Tenerife, a quienes se les ofrece asesoramiento para mejorar, impulsar y fomentar el consumo del crédito para la realización de acciones formativas bonificadas a través de la gestión en la aplicación de FUNDAE (antigua Fundación Tripartita). “Es un proyecto ilusionante, interesante y necesario para el tejido empresarial de la isla de Tenerife”.

A corto plazo, Aarón Santana espera que el proyecto “tenga el éxito y el impacto esperado en el incremento de personas formadas a través del sistema de formación programada para empresas”. Si consiguen esto, “la preparación y la capacitación de los trabajadores incrementará la productividad, la competitividad y, en definitiva, la calidad del servicio o producto que se ofrece en la isla”, responde ilusionado.

Experiencias ENyD

A largo plazo, tiene como objetivo seguir contribuyendo a la mejora de las condiciones laborales de las personas ocupadas y desempleadas, a través de asesoramiento, orientación, formación y desarrollo de las competencias personales y profesionales.

“Considero que es un reto y un desafío constante el que la capacitación y la mejora de las personas trabajadoras en particular, y de las organizaciones donde éstas desarrollan su actividad profesional en general, dependa, en parte, de una correcta y pertinente detección de necesidades formativas y diseño del proceso de enseñanza y aprendizaje”.

Por este motivo, la actualización de conocimientos se presenta como una necesidad. “Más, si cabe en la sociedad actual, que nos obliga a estar en constante fase de adaptación y reconstrucción”.

“Por ello se podría decir que, a largo plazo, espero poder ser capaz de dar respuestas y soluciones, desde procesos formativos, a las necesidades que surjan en las organizaciones. Sumando esfuerzos, diseñando redes de trabajo y buscando sinergias para que las empresas sean más productivas, mejoren su rendimiento y volumen de actividad a través de un capital humano más preparado y capaz de dar respuestas rápidas, ágiles y efectivas a las nuevas y cambiantes exigencias del mercado laboral”.

La importancia del capital humano

Las empresas son cada vez más conscientes de que el verdadero valor de la organización y lo que las hace distintas al resto es su capital humano. “Parece que se ha interiorizado que las empresas evolucionarán cuando sus plantillas estén preparadas para hacer frente a la gestión del cambio, a nuevos métodos de trabajo, nuevos procedimientos y exigencias laborales. Poner el foco de atención en las personas transforma, por completo, el modelo de empresa, hacia organizaciones más humanas.

A través del asesoramiento en materia de formación continua a las empresas, se pretende dar difusión al uso y aprovechamiento del crédito formativo y, con ello, impulsar los indicadores de empresas formadoras en Canarias que, según el último informe FUNDAE (2017) en Canarias, “tan sólo el 16,6% de las empresas realizaron alguna acción formativa para sus equipos. Por tanto, existe margen de maniobra para mejorar estos datos y seguro que así será”, afirma esperanzado nuestro alumno.

Cada vez más, las empresas han ido transformándose y posicionando a las personas como eje estratégico en la organización. Mediante esta iniciativa, se espera difundir, concienciar y sensibilizar, más si cabe, sobre la importancia del consumo de formación continua, esperando que en próximos ejercicios, la cantidad de empresas que forman a sus plantillas sea mayor. “Poder contribuir a la mejora de esta situación es un desafío y un reto altamente motivador”, explica Santana.

Te puede interesar: ENyD defiende y apoya la publicación de libros de ámbito empresarial

“Me gusta pensar que día a día, trabajando para ofrecer las herramientas necesarias para que se mejore el desempeño profesional de las personas trabajadoras a través de la formación, contribuyo no solamente a que las organizaciones sean más productivas y competitivas, sino a mejorar las condiciones laborales de las personas trabajadoras”, afirma orgulloso Aarón Santana.

Existen diferentes perfiles de alumnos y Aarón Santana es un claro ejemplo de alumno que sabe muy bien la dirección que quiere tomar en su camino profesional. Las personas. Trabajar por y para ellas. Apostar por el conocimiento y la formación de los empleados para contribuir a una mejora de la competitividad. Enhorabuena Aarón de parte de todo el equipo que formamos ENyD por tu tesón, tu lucha constante y tu apuesta por la educación. Seguro que nos encontramos por el camino.

Artículo anterior

ENyD se cuela en un proceso de selección de EY España

Artículo siguiente

Marcas y Patentes: ¿Cuál es la diferencia?

Google+

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *