Home»Recomendaciones»¿ESTANCADO EN EL TRABAJO? CONSEJOS PARA SALIR DE LA RUTINA

¿ESTANCADO EN EL TRABAJO? CONSEJOS PARA SALIR DE LA RUTINA

enyd estancamiento laboralOtra vez lunes. De nuevo encender el ordenador, revisar los correos, reunión a las 11… ¿Te suena familiar? Si te aburre acudir a tu puesto de trabajo día tras día, y no encuentras las ganas o la motivación para salir de la cama, probablemente sufres estancamiento laboral y profesionalmente. No te preocupes, tiene solución.

Suele ocurrir que al incorporarse a un nuevo trabajo u organización, el empleado vaya cargado de energía y buenos propósitos para deslumbrar a sus superiores y compañeros de trabajo. Sin embargo es normal, como en múltiples aspectos de la vida, que transcurridos unos meses, esa motivación e interés se difuminen y desvanezcan. La rutina, el estrés y la presión por ser eficaz y productivo pueden desembocar en lo que los especialistas de recursos humanos denominan como síndrome de estancamiento laboral.

Sus síntomas pueden ser más o menos claros, por supuesto siempre dependiendo de las características del individuo:

-Pérdida de la motivación: interés reducido y motivación escasa a consecuencia de la ausencia de retos, tanto personales como profesionales

-Falta de actualización: desactualización y poca dedicación a nuevos temas, herramientas, tecnologías y estructuras innovadoras a causa del conformismo y comodidad alcanzada en el puesto de trabajo

-Temor a la inestabilidad: temor al cambio laboral y profesional provocado por la alta competitividad del mercado laboral, los cambios y desarrollos tecnológicos y la falta de actualización citada anteriormente.

-Mayor dificultad en las relaciones: es posible se den enfrentamientos, competitividad dañina y falta de comunicación. El miedo, estrés y ansiedad dificultarán las relaciones personales y profesionales con compañeros y superiores,

-Abandono de admiración: disminución notable de la productividad y el desempeño, así como de la participación en proyectos o actividades que fomenten el compromiso.

-Disminución de la creatividad: el empleado incurrirá en un trabajo mecanizado, poco original y creativo.

-Problemas derivados: otros aspectos de la vida del individuo también se verán afectados: problemas personales, emocionales o incluso de salud.

Afortunadamente, el síndrome del estancamiento tiene solución. Ya sea por cuenta propia o con ayuda de un coach, existen herramientas a disposición que nos ayudarán a recuperar el amor por nuestro trabajo y la motivación. En múltiples ocasiones se incurre en el error de pensar que el estancamiento laboral es únicamente una cuestión del trabajador. La empresa ha de preocuparse e implicarse en la medida de lo posible en la solución de la situación de disconformidad. Para ello, la organización debe brindar las herramientas y estrategias necesarias para que el empleado pueda progresar y alcanzar sus objetivos personales. Mediante el sistema de evaluación del desempeño, incentivos apropiados y la creación de un entorno positivo que permita desarrollar las capacidades y habilidades de cada individuo se luchará desde la empresa contra este síndrome.

Por su parte, el trabajador puede poner en marcha las distintas soluciones que a continuación se proponen:

-Trazar un plan individual de crecimiento: ¿dónde quieres llegar?, ¿qué te gusta hacer?, ¿qué sabes hacer?… Estas son preguntas que todo empleado debería hacerse a sí mismo cada cierto tiempo para evaluar su situación profesional. Proponerse retos y metas que desarrollen la motivación y el interés por el trabajo ayudarán a ser más productivos. Determinar objetivos concretos, realistas y alcanzables, así como el tiempo en el que hacerlo permitirán evitar ese fenómeno del “empleado quemado o burnout”.

-Análisis DAFO: el empleado ha de ser consciente de sus fortalezas y debilidades, actitudes y aptitudes para desentrañar sus gustos y preferencias y diseñar un plan apropiado y acorde con su formación y trayectoria profesional.

-Formación constante: permanecer al día de las tendencias, tecnologías y situación del sector es primordial para la creatividad, iniciativa y proactividad. Permitirá aportar cosas nuevas y luchar contra el trabajo rutinario y mecanizado, además de aumentar las posibilidades de desarrollo profesional dentro de la organización. Se aconseja formación eminentemente práctica, especialmente aquella relacionadas con nuevas tecnologías y herramientas, siempre y cuando sea complementaria a nuestro perfil. Los nuevo métodos online o semipresenciales permitirán compaginar los estudios con el trabajo.

-Realización de actividades complementarias: ejercicio, ocio, hobbys, etc., son muy recomendables para alcanzar estabilidad emocional y el bienestar. Además favorecerán la creatividad y el desarrollo de habilidades sociales aplicables al entorno laboral. Dedica tiempo a aquello que te guste, te haga y te cause felicidad. Así mismo, es importante descansar y desconectar lo máximo posible en fines de semana y periodos vacacionales. Algunas técnicas de relajación también pueden ayudar. En la medida de lo posible, procura no llevarte el trabajo a casa y aprende a compartimentar los ámbitos de la vida.

-Mercado laboral: se aconseja no dejar de lado el entorno laboral, es decir, permanecer atento a otras ofertas y nuevas oportunidades que puedan ayudar a reconducir la trayectoria profesional. Relaciónate con profesionales de otros ámbitos, utiliza plataformas de búsqueda de empleo, acude a eventos, haz networking y actualiza e implementa tus perfiles en redes sociales creando una buena comunidad.

El síndrome del estancamiento laboral tiene solución. Si quieres permanecer en la misma empresa, renuévate. Si prefieres tomar un camino diferente al recorrido hasta ahora, emprende y fórmate. Pero ante todo, no te quedes en el mismo punto, muévete, avanza.

Artículo anterior

CÓMO ENFRENTARSE A DEUDAS E IMPAGOS

Artículo siguiente

INFLUENCER, ¿DÍGAME?

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *