Inicio » EL CUADRO DE MANDOS EN LA GESTIÓN DE PERSONAS

EL CUADRO DE MANDOS EN LA GESTIÓN DE PERSONAS

Google+

Seguramente, en su quehacer profesional o durante su época de formación habrá oído hablar del cuadro de mandos, una especie de instrumento, desconocido, que muchos autores lo califican de “la herramienta más preciada” para un empresario, directivo en su labor de gestionar su organización.

La verdad es que tienen razón, el cuadro de mandos, es un conjunto de indicadores que sirven de instrumento para la obtención de información y gestión de un área o la totalidad de un negocio o empresa.

Recoge diferentes indicadores o “coeficientes” de relación para la medición de la gestión en muchas áreas empresariales: para medir los resultados del negocio, la labor ante nuestros clientes, el valor que aporta la organización a los accionistas, etc. y se basa en el Balanced ScoreCard de R. Kaplan y D. Norton.

Si esta herramienta es tan útil… ¿Se puede utilizar para medir la gestión que se realiza de las personas en una organización? Porque actualmente existe un alto reconocimiento hacia el valor del capital humano en las empresas por parte de sus directivos, lo califican de factor clave para el éxito empresarial y sin embargo… ¿Se mide la contribución de este recurso o capital en las empresas?, ¿Si es eficiente? ¿Si es susceptible de ser optimizado? He de decirle que no, en muchas empresas no se utilizan métodos para la cuantificación y evaluación del rendimiento que produce este recurso como sin embargo se utilizan para evaluar la rentabilidad de las inversiones realizadas… No se mide… Y si no se mide… ¿Cómo se puede conocer entonces la eficiencia de este recurso tan “costoso” para la organización?

La introducción del cuadro de mandos en la gestión de personas nos permitirá captar y analizar información concreta y exacta, determinar si los empleados contribuyen a la generación de valor para el accionista, si cumplen las expectativas de los clientes, si los sistemas y prácticas en la gestión de las personas son eficientes, si existe suficiente capacidad profesional en la plantilla, cómo influye la gestión de personas en el resultado económico de la organización, etc.

Estas diferentes variables son muy valiosas y aportan información crítica para poder dirigir y gestionar, en nuestro caso, las personas de una organización.

Pues bien, si está convencido de ello, tendrá entonces que elaborar su cuadro de mandos. Para ello deberá determinar distintas variables significativas que le permitan medir las áreas relevantes en la gestión de personas, y después de eso, crear indicadores para cada una de ellas, normalmente a través de relacionar cuantitativamente dos cantidades que corresponden a un mismo proceso o procesos diferentes que son comparados. Para terminar y a modo de ejemplo, en la siguiente tabla, le incluyo alguno de los indicadores ya diseñados y utilizados en las organizaciones para medir diferentes variables de la gestión de las personas (satisfacción de los trabajadores, nivel de competencia, excelencia en el desempeño…) pero si le indico que puede generarse sus propios indicadores.

b2ap3_thumbnail_cuadro.jpg

Puedes ver el vídeo educativo aquí:

Artículo y vídeo elaborado por Yolanda Esteban Soto

Artículo anterior

​EL STREET MARKETING HA MUERTO…DE MIEDO

Artículo siguiente

​EL DEBATE QUE NO CESA

Google+

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *