Inicio » Aplica la felicidad para aumentar tu productividad

Aplica la felicidad para aumentar tu productividad

Google+

Seguro que no es la primera vez que lees que la felicidad está completamente relacionada con la creatividad y la productividad. Hoy en día, los empleados casi valoran por igual el salario que ser felices en el entorno laboral y es por ésto que hay una serie de empresas en las que todo el mundo quiere trabajar, ¿sabes por qué?

la felicidad aumenta la productividad

Te puede interesar: Evana & Tía, ideas que dejan huella

Hace poco leí un artículo de un medio estadounidense en el que explicaba que su sistema de vacaciones no funcionaba en absoluto. Por lo que no era de extrañar que el ausentismo siga siendo un gran problema en la mayoría de las empresas, con nóminas salpicadas de permisos por enfermedad, incapacidad o estrés.

¿Ayudaría contar con más vacaciones pagadas? No necesariamente. De acuerdo con un estudio realizado por la Asociación de Viajes de Estados Unidos y la agencia de investigación de mercado, GfK, sólo un poco más del 40 % de los estadounidenses no planean tomar todas sus vacaciones pagadas.

Entonces… ¿cuál es la solución? Vacaciones obligatorias, recurrentes y programadas. Y a partir de esta idea, varias empresas realizaron un experimento para ver qué pasaría si obligaban a sus empleados a tomar una semana libre programada cada siete semanas. Las vacaciones eran totalmente obligatorias, hasta tal punto que si un empleado se ponía en contacto con la oficina estando de vacaciones, no se las pagaban.

Tras un año de experimento, los resultados fueron totalmente positivos. La creatividad aumentó un 33%, los niveles de felicidad se incrementaron un 25% y la productividad se elevó un 13%.

Según el profesor del Máster Universitario en Dirección y Gestión de Personas de la Escuela de Negocios y Dirección, Sergio Edú Valsania, “es necesario desconectar del trabajo para ser más eficaces”.  Además, el docente nos ha explicado que hay una relación en forma de U invertida entre los niveles de activación/estrés y productividad. Los niveles óptimos de productividad se obtienen con niveles intermedios de estrés.

Habitualmente cuando trabajamos, ya sea por acumulación de cansancio o porque no sabemos reducir nuestro nivel de activación, “sobrepasamos sin ser conscientes esos niveles de estrés, por lo que nuestra productividad finalmente decrece”. Del mismo modo, cuando nos vamos de vacaciones y desconectamos mentalmente, “nuestro nivel de activación y estrés se reduce y, en consecuencia, los niveles de productividad se recuperan”.

Ahora bien, según Edú Valsania, no todas las personas se benefician de los efectos de las vacaciones, ya que hay un tipo de trabajadores a los que las vacaciones les estresan y lo pasan mal sin trabajar, son los llamados “workaholics o adictos al trabajo”. Estas personas necesitan pasar largas horas trabajando y el hecho de no hacerlo “les genera enormes sentimientos de culpa”. En otros casos, algunos adictos al trabajo “usan el trabajo para evadirse de sus problemas”, por lo que el hecho de no tener actividad laboral y estar ociosos “les devuelve a su realidad”. Y por último, están aquellos trabajadores que sin ser adictos al trabajo, no saben qué hacer ni cómo emplear su tiempo libre, por lo que éstos “también se aburren y se estresan con vacaciones largas, por ejemplo más de 10 días o u incluso una semana”, especifica el docente.

Para Alejandro Durán, Director de Proyectos de Consultoría y Formación en ConTalento RRHH, este experimento viene a demostrar, una vez más, “la absoluta necesidad que cualquier trabajador tiene de poder desconectar 100% de su trabajo” con el fin de olvidarse, por unos días, de su empresa.

“Aprovechar estos periodos vacacionales para dedicarse a otras tareas, reponer fuerzas, aclarar la mente, reflexionar sobre mejoras a implantar a su vuelta de vacaciones o simplemente descansar sin hacer nada, hará que su regreso al puesto de trabajo sea mucho más productivo y reconfortante”.

De hecho, en este sentido, ya hay países donde existe legislación relacionada con el derecho del trabajador a desconectar del puesto de trabajo fuera del horario laboral. Una situación que aunque pueda parecer muy evidente, “no es habitual en muchas empresas”, recalca Durán.

Psicología positiva

La psicología positiva fue definida por Seligman (1999) como el estudio científico de las experiencias positivas, los rasgos individuales positivos, las instituciones que facilitan su desarrollo y los programas que ayudan a mejorar la calidad de vida de los individuos, mientras previene o reduce la incidencia de la psicopatología.

Centrándose en el aspecto laboral, Salanova, Martínez y Llorens (2000) definen la Psicología Organizacional Positiva como el estudio científico del funcionamiento óptimo de las personas, los grupos de trabajo y las organizaciones, así como el intento de optimizar y potenciar la calidad de vida laboral. Es decir, “no se trata sólo de evitar lo negativo, sino de ir más allá, de obtener un funcionamiento óptimo: mejor, superior y excelente”.

productividad en el trabajo

En efecto, cuando nos sentimos bien, somos capaces de examinar más alternativas, nos aferramos menos a una idea concreta, estamos más predispuestos a desechar conclusiones prematuras. En suma, cuando nos sentimos a gusto nuestro pensamiento es más creativo, flexible, amplio y abierto. Y un estado de ánimo alegre amplía los procesos del intelecto y facilita el pensamiento creativo.

Dentro de este paradigma, Barbara Friedrickson (2003) propuso la Teoría de Amplificación de Recursos en la que plantea, efectivamente, que las emociones positivas pueden ampliar el repertorio de pensamientos y acciones del individuo y fomentar la construcción de recursos para el futuro. Así las emociones positivas promoverían estrategias cognitivas específicas y aumentarían los recursos intelectuales.

Además, estudios de neuroimagen están corroborando de forma objetiva estos planteamientos y se ha comprobado que las emociones positivas mejoran el funcionamiento cerebral, por ejemplo de la corteza prefrontal y de la conectividad entre hemisferio. También está demostrado que “las emociones negativas repercuten sobre la salud física y que las emociones positivas se asocian a una mejor salud”.

Ahora bien, esto no significa que para las organizaciones las emociones negativas siempre sean malas. Hay un refrán que dice que “la necesidad agudiza el ingenio”. Está documentado que “cuando hay problemas se incrementa la innovación”.  Es decir, a veces “una emoción negativa puede ser el resorte que impulse el cambio”. Habitualmente en períodos de estabilidad económica (emociones positivas) “la innovación de las organizaciones decrece”. Eso sí, una vez decidido el cambio, las emociones positivas “son necesarias para persistir ante las dificultades y generar estrategias que ayuden a resolverlos, pues el cerebro funciona mejor”.

Ser creativo fortalece el carácter, las emociones y el intelecto, fundamentos que permiten construir una mejor calidad de vida y proyección personal.

¿Cuál es la mejor empresa para trabajar?

Google, Facebook, Amazon o Coca Cola son algunas de las empresas favoritas en el mundo, no sólo por sus proyectos, sino también por su filosofía de empresa.

No cuentan con oficinas tradicionales y los colaboradores tienen mayor libertad, lo que refleja un gran trato humanos y que impacta positivamente en el crecimiento de la compañía.

Te puede interesar: Resumen Open Class: El desarrollo de creatividad en la empresa

Además, según Edú Valsania, “son empresas que tienen prestigio, esto es muy importante, pues trabajar en una de estas empresas te da una imagen profesional muy cool”. Pero además, “estas empresas son muy valoradas, principalmente, porque según dicen sus propios trabajadores, allí se les cuida y estimula su felicidad”. Estas empresas suelen aparecer en las primeras posiciones de los listados de Great Place to Work, “una organización que analiza aspectos de clima laboral, condiciones laborales, cultura empresarial, etc y con ello crea un ranking de las mejores empresas para trabajar.

Entre las líneas estratégicas de estas empresas se encuentran como objetivos prioritarios fomentar de forma activa el desarrollo de los trabajadores, otorgarles autonomía y recursos suficientes para realizar sus tareas, fomentar la colaboración entre personas e instaurar una cultura que premia la creatividad y las ideas nuevas.

“Estas empresas han sabido crear este tipo de entornos (físicos y psicológicos) donde la creatividad fluye, los retos son motivantes y los empleados obtienen la promesa de que podrán desarrollar su talento de manera global. Además, no solo han sabido crear estos entornos, sino que además han sido capaces de hacer algo muy importante: lo han comunicado y han trabajado excelentemente su Employer Branding, lo que ha hecho que estas empresas tengan una gran capacidad de atraer talento” ha explicado el psicólogo especialista en branding personal y corporativo, Fran Segarra

la felicidad aumenta la productividad

Para Alberto Durán, todas estas empresas tienen algo en común, y es que “son grandes multinacionales con recursos casi ilimitados. Cuentan con equipos destinados a mejorar la experiencia del trabajador y han entendido que para poder ofrecer un buen servicio o producto hacia fuera, primero deben ofrecer un buen servicio o producto hacia dentro”.

Te puede interesar: Entrevista a Google: Eliminar barreras para fomentar el talento

En este sentido, Durán afirma que todas estas empresas cuentan con equipos y recursos “que trabajan duro para que los profesionales se peleen por formar parte de ellas”.

“Desgraciadamente y donde creo que hay mucho trabajo por hacer es en todas aquellas pymes que no pueden imitar este modelo y que sin embargo son una mayoría del tejido empresarial de nuestro país. Ahí es donde creo que está el gran reto, en cómo puede una pequeña o mediana empresa conseguir que los profesionales quieran trabajar con ellas”.

Espacios de trabajo que provocan una mayor productividad

Pasamos mucho tiempo de nuestra vida en el trabajo, por lo que contar con espacios cuidados y orientados al trabajador es algo que, sin duda, tiene importancia tanto para el trabajador como para la empresa.  Disponer de entornos abiertos, con luz natural, con espacios para el descanso, las reuniones de trabajo y donde los trabajadores se sientan a gusto “influye de manera muy positiva en los equipos. Son muchas las empresas que en los últimos tiempos están realizando proyectos orientados a crear espacios de trabajo más amigables con el conjunto de trabajadores y colaboradores”, ha destacado Durán.

Los espacios de trabajo son parte fundamental para el éxito de la compañía, aunque puedan parecer menos importantes, ya que si los trabajadores no tienen unas correctas instalaciones, no se comunican entre sí, no cuentan con libertad y predominan las jerarquías, no se sentirán valorados, tendrán menor productividad o buscarán irse en poco tiempo.

los espacios de trabajo también promueven la productividad

Por lo tanto, los espacios determinan cómo nos relacionamos con otros compañeros y cómo nos sentimos. “No es lo mismo un espacio muy compartimentado donde se dificulta la interacción entre compañeros que los espacios abiertos y sin divisiones que fomentan la comunicación y colaboración”, explica nuestro docente.

También la importancia de la luminosidad natural, el espacio suficiente, así como el hecho de que haya vegetación visible y plantas en el entorno de trabajo “han mostrado contundentemente ser importantes de cara a mejorar los estados emocionales, la satisfacción, la productividad y la creatividad”, ha concluido nuestro docente.

Favorecer la creatividad y la productividad 

Sin lugar a dudas, avanzar mucho más allá del vínculo puramente económico, es algo en lo que muchas empresas deberían trabajar. Desde hace años ha existido la falsa creencia de que el salario económico era lo único necesario para que los trabajadores desempeñaran sus funciones con altas dosis de creatividad y felicidad. Sin embargo cada vez encontramos más ejemplos de organizaciones donde preocuparse por otros aspectos tales como la conciliación, formación, desarrollo, movilidad, los espacios de trabajo, la posibilidad de participar en diferentes proyectos, “hacen que los trabajadores desarrollen un mayor grado de compromiso y por extensión se sientan más satisfechos en sus puestos de trabajo. Si además el ambiente de trabajo favorece la comunicación y el feedback entre colaboradores y se cuentan con herramientas y espacios para el debate, la creatividad también se verá gratamente recompensada”.

Tener un buen jefe /a, transparencia en la comunicación, libertad y autonomía a la hora de realizar tareas, conocimiento compartido, respeto al trabajador, seguridad en el empleo, tareas enriquecedoras y un buen ambiente de trabajo serían los aspectos principales que favorecen la creatividad y la felicidad en el trabajo. Para nuestro docente, el aspecto más importante a tener en cuenta “es el estilo de liderazgo que emplee el jefe/a en su unidad de trabajo”.

“En mis trabajos de investigación he podido comprobar de forma reiterada como el Liderazgo Auténtico, que es un estilo de liderazgo derivado de los planteamientos de la Psicología Organizacional Positiva y que se caracteriza entre otras cosas por una clara orientación honesta y transparente de los supervisores, incrementaba en los empleados su satisfacción, empoderamiento, clima de trabajo positivo, identificación con la organización y las conductas voluntarias e innovadoras de aquellos para mejorar la eficacia de la organizaciones.

El  Máster Oficial en Dirección y Gestión de Personas impartido por la Escuela de Negocios y Dirección y la Universidad Europea MIguel de Cervantes, ofrece una especialización con la que complementar tu formación dominando los componentes y funciones de los recursos humanos. ¡Pide información sin compromiso y aprende a liderar tu equipo!

 

Artículo anterior

"No te vas a morir": Las múltiples posibilidades de la robótica

Artículo siguiente

Experiencias ENyD: De la Ingeniería al Calzado Infantil

Google+

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *