Inicio » VIDEO EDUCATIVO: LA EMPRESA HORIZONTAL

VIDEO EDUCATIVO: LA EMPRESA HORIZONTAL

Google+

video_educativo_la_empresa_horizontal_

La estructura organizativa de una empresa enmarca las actividades que debe llevar a cabo cada uno de los departamentos de la empresa, así como las relaciones entre ellos, incorporando además sistemas de control que la estabilicen.

La estructura de una empresa dependerá fuertemente de otros dos factores: su estrategia y el entorno. Así, la estructura de la empresa debe variar para ajustarse a las variaciones en el entorno y los consecuentes ajustes en la estrategia que se planifiquen.

Sin embargo, la era actual proporciona un entorno cambiante y turbulento, en el que las empresas no pueden sobrevivir sin demostrar una gran flexibilidad para adaptarse a drásticos cambios, que vienen de la mano de varios factores:

•El paso de la producción en serie a la producción flexible

•La expansión de las tecnologías de la información

•La economía del conocimiento

•La globalización

Milgrom y Roberts (1993) resumían perfectamente el cambio en las organizaciones: “cambian cuando lo hacen las tecnologías que usan y el entorno en que operan, y a medida que acumulan información y experiencia sobre qué tipo de organización funciona mejor para cada actividad”.

En general se ha detectado que los modelos tradicionales jerárquicos basados en la integración vertical, han dejado de ser útiles. Uno de los modelos que surgió en la década de 1990 como alternativa a los tradicionales fue el de la empresa horizontal, que presenta las siguientes características:

•Fuerte utilización de las Tecnologías de la información (TIC) como elemento facilitador.

•Reducción de las jerarquías, hacia un aplanamiento de la organización, con una mayor autonomía para la toma de decisiones a los distintos integrantes del equipo.

•Supresión de las actividades que no aportan valor.

•Flexibilización, permeabilidad en los límites organizativos.

•Explotación del conocimiento como ventaja diferenciadora.

•Existencia de equipos autónomos y transfuncionales.

Como consecuencia de su mejora organizativa, la adopción de un modelo horizontal en las empresas conlleva una serie de ventajas:

•Aprovechamiento de sinergias. Los recursos y capacidades se pueden combinar mejor que en las organizaciones verticales y rígidas.

•Velocidad, tanto en el proceso de toma de decisiones como en el de procesamiento de la información, gracias además al uso intensivo de las TIC.

•Flexibilidad. La adaptación a los cambios en el mercado puede llevarse a cabo de un modo mucho más rápido, dado que la organización es muy viva y permite la entrada y salida de miembros por cada proyecto u oportunidad del mercado.

•Reducción del riesgo, dado que se diversifica más entre los miembros de la red.

En definitiva, en la mayoría de los casos parece muy adecuado adoptar un modelo horizontal, mucho más preparado para afrontar los constantes cambios que pueden esperarse con cada vez m ayor velocidad en el mercado.

La estructura organizativa de una empresa responde directamente a otros dos factores: el entorno y su estrategia, que a su vez es el modo en que la empresa responde a los cambios del entorno.

La estrategia a su vez también depende del entorno, por lo cual éste es un factor fundamental, que ha cambiado de la mano de cuatro factores fundamentales:

•El paso de la producción en serie a la producción flexible

•La expansión de las tecnologías de la información

•La economía del conocimiento

•La globalización

¿Cómo se llega ahí?

•Fuerte utilización de las Tecnologías de la información (TIC) como elemento facilitador.

•Reducción de las jerarquías, hacia un aplanamiento de la organización, con una mayor autonomía para la toma de decisiones a los distintos integrantes del equipo.

•Supresión de las actividades que no aportan valor.

•Flexibilización, permeabilidad en los límites organizativos.

•Explotación del conocimiento como ventaja diferenciadora.

•Existencia de equipos autónomos y transfuncionales.

Características:

Aprovechamiento de sinergias. Los recursos y capacidades se pueden combinar mejor que en las organizaciones verticales y rígidas.

Velocidad, tanto en el proceso de toma de decisiones como en el de procesamiento de la información, gracias además al uso intensivo de las TIC.

Flexibilidad. La adaptación a los cambios en el mercado puede llevarse a cabo de un modo mucho más rápido, dado que la organización es muy viva y permite la entrada y salida de miembros por cada proyecto u oportunidad del mercado.

Reducción del riesgo, dado que se diversifica más entre los miembros de la red.

Publicado por Fernando Doral
Artículo anterior

​OCDE: DIAGNÓSTICO...¿OPTIMISTA?

Artículo siguiente

INTELIGENCIA COLECTIVA ¿ESTÁ EN TU EMPRESA?

Google+

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *