Home»Business Revista Digital»Dirección de Marketing y Dirección Comercial»PUBLICIDAD INTERACTIVA: CONVIERTE AL ESPECTADOR PASIVO EN ACTIVO

PUBLICIDAD INTERACTIVA: CONVIERTE AL ESPECTADOR PASIVO EN ACTIVO

enyd publicidad interactiva¿Qué experto en marketing no sueña con hablar directamente con miles de clientes? El objetivo de toda campaña publicitaria es captar la atención de los usuarios por encima de otras marcas y productos y aumentar las ventas. Pero para ello hay que destacar, ser creativo y despertar interés. ¿Has pensado alguna vez en la publicidad interactiva?

Engagement. Esa es la gran meta de la publicidad. Conseguir entablar una conversación con el cliente, conocer sus gustos y convencerle para que compre los productos y servicios que la empresa le propone. Sin embargo esto no es fácil. El bombardeo publicitario ha alcanzado tal volumen, que el público se ha vuelto inmune. Anuncios en televisión, en la web, en redes sociales, cuñas publicitarias, vallas, banners… Los tipos, formas y lugares en los que se encuentra la publicidad son innumerables.

La publicidad interactiva es aquella con la que el usuario puede interactuar, es decir, adquiere poder de decisión y control sobre la forma de recibir el mensaje. Se trata de que el cliente adquiera una experiencia, bien del propio producto o de la idea que la marca dese transmitir. Permite destacar sobre los demás. La intención no es otra que convertir al espectador pasivo en activo. Es decir, conseguir que no se limite únicamente a leer tu anuncio, sino que participe activamente en la acción publicitaria.

Para ello hay que ser sumamente creativo, conocer muy bien las características de los productos que se promocionan, y definir claramente el público objetivo. Se requiere una buena estrategia y plan de marketing, estudios de mercado previos y sobre todo, grandes dosis de sorpresa. La compañía francesa de ferrocarriles SNCF dejó asombrados e incrédulos a los transeúntes con esta campaña:

Este tipo de marketing se apoya en formas de comunicación no masivas, como el street marketing, medios escritos, etc. Aunque sí que es verdad, que gracias a los últimos avances tecnológicos, su presencia en páginas web y redes sociales ha crecido exponencialmente. Y actualmente vuelca sus esfuerzos en dispositivos móviles, como el smartwatch o las Google Glasses.

Todo anuncio interactivo debe reunir una serie de características:

-Rapidez: Ha de captar la atención del usuario rápidamente. Captar su interés en pocos segundos y despertar la curiosidad para que interactúe con el anuncio el mayor tiempo posible.

-Conocimiento del producto y mercado: Debemos conocer qué campañas se han hecho previamente y cómo han funcionado, cuáles son las tendencias actuales del mercado y qué tipo de mensajes impactan a los clientes. Además, la empresa debe tener muy claro los objetivos de su campaña y el tipo de audiencia al que se dirige.

-Contacto directo: El anuncio interactivo debe provocar la interacción del espectador con él, ya sea físicamente con soportes tradicionales o virtualmente mediante distintas tecnologías. En la última campaña de Neutrogena, el usuario podía comprobar la eficacia del producto de belleza sobre la propia revista, y así interactuar directamente con la marca.

-Información: El anuncio debe aportar más que la mera promoción del producto, es decir, aportar valor. Elementos como el humor o el storytelling ayudarán a contar una historia y elaborar un mensaje que no centre únicamente en el aspecto publicitario. Tippex hizo una magnífica campaña hace unos años, en la que el espectador podía crear su propia historia y elegir el desenlace del anuncio.

La publicidad interactiva es una herramienta creativa y original que puede provocar un gran impacto en la audiencia para que tanto la marca como el producto queden grabados en su memoria. Cuanto más tiempo esté el usuario en contacto con el anuncio mayores serán las probabilidades de diferenciarse respecto a competidores y crear impacto social. Con ello, se ganará visibilidad y se mejorará la imagen de marca y su reputación, pues pasará a ser percibida por el público como creativa, original y moderna.

No te limites a los anuncios tradicionales y comunes. Ve un paso más allá, contacta directamente con tu cliente, impáctale y te recordará para siempre.

 

Artículo anterior

CLAVES PARA LA DEFINICIÓN DE LA VISIÓN DE LA EMPRESA

Artículo siguiente

ESCALABILIDAD: LA PROMESA DEL CRECIMIENTO

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *