Home»Business Revista Digital»Dirección de Marketing y Dirección Comercial»¿TIENES UN ECOMMERCE?, ¡PIENSA EN LA LOGÍSTICA!

¿TIENES UN ECOMMERCE?, ¡PIENSA EN LA LOGÍSTICA!

enyd logística ecommerce¿Cómo llegan a la fábrica las piezas de plástico que conforman el teclado de tu ordenador? ¿Dónde permanecen nuestros electrodomésticos hasta que se exponen en nuestro comercio habitual? ¿O cómo devolvemos a una tienda online un producto que hemos recibido defectuoso? La logística empresarial es la encargada de dar respuesta a todas estas preguntas. A continuación te damos las claves para mejorar la competitividad de la estrategia logística de tu negocio.

¿Qué es la logística empresarial?

La logística es el conjunto de medios y métodos necesarios para llevar a cabo la organización de una empresa, especialmente en materias de distribución. Es el vínculo entre la producción y el mercado. Por tanto, la logística empresarial se encarga de actividades que abarcan desde la gestión de materias primas para la fabricación de productos hasta la entrega del producto terminado y, en el caso de la logística inversa, de gestionar la devolución de productos por parte del cliente.

Así, la logística tiene como principal objetivo colocar el producto adecuado, ya sea bien o servicio, en el lugar adecuado en el momento correcto y en las condiciones deseadas, tanto por cliente como empresa, contribuyendo a la rentabilidad y competitividad del negocio. Se trata de un componente de valor añadido para la marca.

Te puede interesar: 6 elementos que generan valor añadido para tu producto

Las tres grandes áreas de la logística empresarial

La logística empresarial abarca tres áreas fundamentales:

  • Logística de aprovisionamiento: también conocida como la gestión de compras, se ocupa de la gestión de materias primas, materiales, piezas clave, etc., y la relación con los proveedores hasta que comienza el proceso productivo. Su principal objetivo es controlar la calidad, tiempo y precio de las cantidades y abastecimiento.
  • Gestión de almacenes: se trata del eslabón de la cadena que regula la disponibilidad y el flujo de mercancías en función de las necesidades de producción, comerciantes y clientes. Aquí es fundamental decidir sobre cuestiones relacionadas con la ubicación de los almacenes, la gestión interna o externalización de los mismos, el número de almacenes y su tamaño, el nivel de mecanización y los sistemas de organización.
  • Logística de transporte: la gestión de los sistemas de transporte implica la elección del medio de transporte, sopesando los tiempos y costes de los mismos, la gestión interna o externalización de este servicio, organización y control de la información de las cargas, pedidos y distribución, el establecimiento de rutas de transporte, etc.

Te puede interesar: Canales de distribución, ¿cuál es el adecuado para tu negocio?

Claves para la optimización de la logística empresarial

Conoce más acerca de los canales de distribuciónEn numerosas ocasiones, la logística supone el punto de inflexión entre el éxito y el fracaso en un negocio, especialmente en tiendas virtuales y portales ecommerce. La administración del stock, el correcto trato de la información del cliente y el establecimiento de la política de devoluciones se convierte en los campos de batalla de emprendedores y empresarios. Por ello, os aportamos a continuación una serie de claves que pueden ayudar a mejorar y  optimizar la logística del negocio.

  • Implementación tecnológica: inclusión de softwares y programas informáticos como CRM (Customer Relationship Management), ERP (Enterprise Resource Planning), SGA (Sistema de Gestión de Almacenes) o TMS (transportation management system) mejoran el flujo y compartición de información entre las áreas y departamentos de la empresa y permiten un mayor control y seguimiento de los procesos. Amazon es un claro ejemplo de aplicación tecnológica, y recientemente ha lanzado Amazon Dash, un pequeño botón configurable y asociado a un producto concreto para reponer existencias. 
  • Codificación y clasificación: diseñar y aplicar estrategias y prácticas para una codificación y clasificación de materiales, productos y pedidos organizada y eficaz. Esto ayudará a crear unos estándares de calidad conocidos por todos los miembros de la cadena logística.
  • Planificación de la red de suministro: estudio pormenorizado de las formas de envío y recibo de productos para encontrar la más económica y rentable para la empresa con el objetivo de reducir costes. Uso de almacenes compartidos para mejorar la flexibilidad. Un ejemplo de esto es Mercadona, que ha ahorrado más de 20 millones de euros en costes logísticos al acercar las instalaciones de los proveedores a los bloques logísticos y optimizar la capacidad y nivel de ocupación de camiones. Además, sus proveedores descargan la mercancía en centros distribuidores de la compañía, nunca directamente en tienda.
  • Estrategias de almacenaje y envío: hay estrategias que permiten reducir costes. Por ejemplo, el grupaje permite enviar las mercancías de una empresa junto a la de otros operadores compartiendo contenedores y transporte. Por otro lado, el cross docking es una técnica de preparación de pedido que prescinde del almacenaje intermedio, facilitando un envío más inmediato reduciendo costes. Uno de los rasgos de Ikea, exponente de la venta de muebles y decoración, fue eliminar los gastos de transporte en envíos, permitiéndose la reducción del precio final para el cliente.
  • Métricas y analíticas: recopilación y análisis de los datos recibidos en cada punto del proceso logístico para la toma de decisiones, reducción de costes y mejora de la cadena.
  • Relación con el cliente: transparencia en todas las partes del proceso, especialmente de cara al cliente. Facilitarle toda la información necesaria y relevante ayudará a la recepción del pedido y posible devolución, disponibilidad a través de múltiples canales para la atención y resolución de dudas, seguimiento y servicio postventa son algunos factores que permitirán la fidelización del consumidor. Correos, auténtico ejemplo de transformación digital, ofrece a sus clientes la posibilidad de entregar en cualquier punto deseado, seguir de manera electrónica el proceso de envío y en caso de ausencia contactar con el mensajero y acordar una nueva fecha de entrega.

Te puede interesar: Software de gestión para PYMEs: CRM y ERP

¿Conocías todos estos términos y conceptos?

La logística es una parte fundamental de la empresa y a veces descuidada por empresarios/as y emprendedores/as que carecen de los conocimientos necesarios para hacer triunfar su negocio. Si tienes una tienda o un ecommerce debes permanecer al día en los últimos avances logísticos y contar con las herramientas y habilidades necesarias para optimizar al máximo los procesos y reducir costes. Una buena formación práctica, aplicable y cercana a la realidad empresarial, puede suponer el punto de inflexión para el éxito de tu gran proyecto ya que podrás:

    • Optimizar el catálogo de productos de tu tienda virtual teniendo en cuenta el proceso de venta online.
    • Implementar procesos de gestión de inventario y stock obteniendo la máxima rentabilidad.
    • Gestionar el almacén del E-commerce de forma eficiente para reducir costes.
  • Medir y analizar resultados para aplicar mejoras y satisfacer a tu cliente.

¡Impulsa tu E-commerce y tu carrera con la mejor formación en Marketing Digital!

Artículo anterior

CASH MANAGEMENT: DE LA SÁBANA AL TIEMPO REAL

Artículo siguiente

¡NO ES TARDE! 7 TIPS PARA PREPARAR TU ECOMMERCE PARA EL BLACK FRIDAY

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *