Home»Business Revista Digital»Dirección de Marketing y Dirección Comercial»Cadena de favores: cuando 60 minutos son más que una hora

Cadena de favores: cuando 60 minutos son más que una hora

cadena_de_favores_

¿Qué pasaría si aplicásemos un sistema de cobro alternativo al dinero en diferentes aspectos de nuestra vida, como por ejemplo la compra-venta de productos o servicios?, ¿funcionaría? La respuesta es sí y se llama cadena de favores donde la moneda de cambio básica es una hora de trabajo.

La aplicabilidad de este sistema es muy simple: seguro que recuerdas aquellos tortuosos trabajos de grupo de la universidad o del instituto donde al final cada uno se repartía una tarea en función de la competencia en la que destacase: investigación, redacción, revisión contenido, diseño y formato, etc. Pues bien, en esto consiste la cadena de favores: ofrecer aquellas cualidades en las que destacas y solicitar ayuda en aquellas tareas que te resultan imposibles de realizar dentro de una comunidad.

¿Destacas en la instalación de electrodomésticos?, ¿Eres bueno elaborando webs o con sistemas informáticos?, ¿das clases particulares de inglés o matemáticas o repostería? Todo tiene cabida en los bancos de tiempo; una red solidaria global (como si hicieses intercambio de favores entre tu familia y/o amigos pero a mayor escala).

A diferencia del trueque, que resulta más dificultoso en cuanto a encontrar a 2 personas interesadas en ofrecer y recibir un servicio de forma opuesta, en los bancos de tiempo puedes ir acumulando horas de trabajo y canjearlas por servicios que ofrezcan otros miembros de esta comunidad. En España existen multitud de bancos de esta tipología pero los bancos de tiempo cruzan fronteras gracias a la era digital, como Cronobank, el primer banco mundial del tiempo que ha nacido a través de Internet. Este portal ofrece traducción simultánea en 55 idiomas y te permite elegir tu banco más cercano geográficamente (país, pueblo o ciudad), elegir la tipología (servicios, bienes, alojamiento, conocimientos), y la categoría (acompañamiento, agricultura, decoración, etc), Una práctica que está en pleno crecimiento.

¿Habéis participado en alguna cadena de favores o conocéis a alguien? Comparte tu experiencia con nosotros.

Artículo anterior

ANÁLISIS DE PRODUCTO

Artículo siguiente

​CAMPO DE BATALLA: LA TELEVISIÓN

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *