Home»Business Revista Digital»Marketing Digital»DE QUÉ HABLAMOS CUANDO HABLAMOS DE SEM

DE QUÉ HABLAMOS CUANDO HABLAMOS DE SEM

SEM_enyd

“No me ven”. “No consigo llegar a mis potenciales consumidores”. ¿Conoces el SEM? Cualquier web, ecommerce o blog con fines comerciales y que persigue una buena visibilidad no debería perder de vista las ventajas de una buena estrategia SEM.

Hay que tener cuidado de no confundir SEO y SEM porque están relacionadas pero no son lo mismo. Ambas manejan estrategias y técnicas cuyo objetivo es generar la mayor visibilidad posible. Aunque poseen un fin común las vías para alcanzarlo son completamente diferentes.

Las siglas SEO significan Search Engine Optimization, es decir, Optimización de Motores de Búsqueda. Son las técnicas y acciones que se llevan a cabo para que la página web, el ecommerce o el blog sean los primeros en la lista de resultados que muestra el buscador.

En cambio, SEM significa Search Engine Marketing, es decir, Marketing de Motores de Búsqueda que consiste en gestionar la aparición de nuestro sitio en los listados de pago (anuncios) de los motores de búsqueda. El departamento encargado realiza la planificación de las campañas, la composición del anuncio y la selección de la colocación donde desea aparecer. La publicidad online incluye la ubicación de anuncios en casi cualquier tipo de sitio o página web. Además, elige en qué posición de los listados de motores de búsqueda le conviene estar para alcanzar una mayor conversión, porque no siempre ser el primero genera los mayores beneficios debido al coste por lead.

Una de las principales herramientas para ello es Google Adwords. Hay que tener en cuenta que a través de Google se realizan más de 2 millones de búsquedas cada 60 segundos. Con estos datos resulta lógico que el objetivo de la mayor parte de las empresas sea obtener una buena visibilidad y conversión de sus anuncios en Google.

¿Pero por qué invertir nuestro tiempo en la gestión del SEM? Porque nos permite alcanzar a nuevos clientes y se aleja un paso más del marketing de interrupción que tanto molesta al consumidor. Se le muestra el anuncio al usuario porque sus términos de búsqueda están relacionados con los de nuestro negocio lo que supone un mayor porcentaje de conversión. ¿Por qué?

A cada anuncio que creemos tendremos que adjudicarle un grupo de palabras clave por las que el usuario y consumidor nos identificará. Con ellas ordenamos a Google Adwords que nos muestre solo cuando el usuario las introduce en su búsqueda. En este sentido los profesionales del marketing digital construyen sus estrategias de SEO Y SEM de manera paralela.

En Google Adwords se funciona mediante campañas. Las campañas van asociadas a un contexto, como la campaña de navidad, y cada una de ellas puede estar formada por diferentes grupos de anuncios. Cada campaña posee su anuncio o grupos de anuncio de igual manera que se permite la posibilidad de manejar varias campañas al mismo tiempo. Por ejemplo, yo puedo tener una campaña enfocada a la empresa y marca y otra dedicada al lanzamiento de un nuevo producto.

Existen tres tipos de campañas entre los que elegir:

1. Red de búsqueda: con ella únicamente puedes crear anuncios de texto que coincidan con las páginas de resultados de búsqueda en función de las palabras y frases que introduzca el usuario. Suele estar recomendada para aquellos que solo quieren llegar a las personas que busquen de manera específica nuestro servicio.

2. Red de display: puede ser propicia cuando se tiene por objetivo la notoriedad de marca. Permiten crear anuncios de texto, imagen estática, vídeo y reach media que ofrece la posibilidad de mostrarse en más de 1 millón de sitios web, vídeos y aplicaciones móviles. En esta modalidad Google Adwords nos da la posibilidad de no trabajar por palabras clave si no que seremos nosotros los que podemos elegir los emplazamientos en los que nos deseamos aparecer.

3. Búsqueda con selección de display: es una combinación de las dos campañas anteriores. Se le ofrece al anunciante sitios tanto en la red de búsquedas como en la red Display. El propio Google Adwords recomienda esta opción para los principiantes en el uso de Adwords.

Una vez seleccionado el tipo de campaña se nos pedirá elegir un subtipo: “Estandar” o “Todas las funciones”. Estos se eligen en función del objetivo que se desee alcanzar. Si se prefiere un resumen más simplificado de las posibles acciones de la campaña se seleccionará la “Estandar”. Por el contrario si se quiere conocer todas las opciones se seleccionará “Todas las funciones”.

Entre las posibilidades que Google Adwords ofrece se encuentran: elegir las áreas, comunidades y países en los que queremos aparecer; seleccionar a los usuarios por el idioma en el que tienen configurado su buscador; el dispositivo desde el que se realiza la búsqueda para que sólo le aparezca a las personas que lo hacen desde el móvil, la tablet, portátil,…seleccionar los intereses que queremos que tengan los usuarios; la franja demográfica del público al que dirigimos el anuncio,…

Tiene un apartado de conversión en el que analiza los resultados obtenidos en los diferentes anuncios y campañas y te muestra cuáles son los que te están generando mayores beneficios.

Los beneficios y posibilidades que ofrece el SEM, concretamente en el caso de Google Adwords, son imprescindibles si queremos llegar a nuestro público objetivo en este mar de información que es internet. En el siguiente post os hablaremos de todos los trucos necesarios para hacer una buena lista de palabras clave. ¿Cuáles son las tuyas?, ¿son las adecuadas?

Artículo anterior

VÍDEO EDUCATIVO: IMPUESTO SOBRE VEHÍCULOS DE TRACCIÓN MECÁNICA

Artículo siguiente

10 CONSEJOS PARA EVITAR EL ESTRÉS POSTVACACIONAL

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *