Inicio » 3 ​MÉTODOS PAGO ONLINE: ¿CUÁL ES CUÁL?

3 ​MÉTODOS PAGO ONLINE: ¿CUÁL ES CUÁL?

Google+

ecommerce_enydLos comercios buscan continuamente la manera de expandirse y crecer. El potencial consumidor demanda comodidad y confianza para poder realizar sus compras. Caminos destinados a encontrarse en el mundo digital.

En ocasiones anteriores, hemos hablado acerca de los diferentes tipos de monederos electrónicos (Google Wallet, Iupay, etc.) existentes, pero ésta es solo una de las posibilidades a la hora de pagar en Internet. ¿Qué más opciones tenemos? Vamos a repasar tres de las más importantes:

TPV virtuales: se trata del equivalente del Terminal de Punto de Venta física. Este proceso se realiza a través de pasarelas de pago, interfaces web intermediarias entre el comprador, el vendedor, y la entidad bancaria correspondiente. Para salvaguardar la privacidad, los datos personales quedan cifrados mediante SSL. Además, esta modalidad de pago normalmente también requiere de un código de seguridad añadido (el CVV de la tarjeta del comprador, coordenadas, etc.), para mayor tranquilidad del cliente. Este tipo de mecanismo de pago, ofrece complicaciones a los comercios, pues deben cerrar acuerdos con los bancos, ofreciendo cada uno diferentes condiciones y plazos para desarrollar las pasarelas, que en ocasiones, pueden alargarse mucho.

Monederos electrónicos: a esta categoría pertenecen plataformas como Paypal, Google Wallet, Iupal, Wizzo…etc. se trata de servicios online en los que se puede registrar las tarjetas de crédito que se deseen, para luego poder operar con ellas con un usuario y contraseña, al estilo del “login” de Facebook, por ejemplo. Se pueden realizar pagos entre amigos, transferencias, compras etc. Es el medio promovido por páginas referente como eBay, que sólo admite Paypal como forma de pago. Como idea ha resultado ser todo un éxito, pues pertenece por completo a la dimensión digital (con sus correspondientes aplicaciones móviles, dependiendo del correo electrónico, etc.). Sin embargo, llevada a la práctica es algo más compleja. Al final estas plataformas se han visto obligadas a volver al “mundo físico”, sacando tarjetas de crédito asociándose con bancos para no perder usuarios. Esto es imprescindible en países como España, dónde estas plataformas están aún en fase inicial. Otro factor que no ayuda mucho al desarrollo de estas plataformas es la comisión que grava todas las operaciones (aunque el porcentaje depende de la plataforma utilizada).

Contra reembolso: funciona igual que el tradicional, esto es, el comprador paga en el momento en el que recibe lo que ha solicitado, pero con la única salvedad de que puede realizar el proceso de compra vía online. Las operadoras logísticas cobran una comisión adicional por gestionar los pedidos, lo que en ocasiones, echa para atrás al consumidor. Como principal ventaja tiene la fiabilidad que despierta el sistema, pues el comprador, generalmente, prefiere pagar cuando recibe la mercancía, y no antes.

Y tú, ¿qué método utilizas?

Fotografía propiedad de Rexhep-bunjaku bajo licencia Creative Commons 3.0
Artículo anterior

¿Y TÚ QUÉ VENDES?

Artículo siguiente

​UCRANIA: EFECTOS ECONÓMICOS DE UNA CRISIS POLÍTICA

Google+

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *