Home»Business Revista Digital»Economía y Finanzas»RAZONES FINANCIERAS, ¿TIENES UNA EMPRESA CON BUENA SALUD?

RAZONES FINANCIERAS, ¿TIENES UNA EMPRESA CON BUENA SALUD?

enyd razones financieras¿Cómo sabes si tu empresa funciona correctamente? No basta con conocer si genera ingresos o si los gastos resultan rentables. A lo largo de un ejercicio económico se recogen innumerables datos contables y financieros sobre las actividades de un negocio. Pero estos datos no sirven de nada si no se interpretan. Por eso, es necesario hacer un análisis y evaluar la información mediante las razones financieras. ¿Sabes lo que son?

Para todo empresario es importante conocer el estado y situación de su negocio, ya sea buena o mala, y así poder establecer estrategias y emprender soluciones. El análisis financiero es la herramienta adecuada para ello, pues se trata el estudio que se hace de la información contable, mediante la utilización de indicadores y razones financieras.

Dichas razones son unos indicadores utilizados en el mundo de las finanzas y la contabilidad para medir o cuantificar la realidad económica de una empresa. Su utilización permitirá hacer comparativas entre periodos contables para conocer el comportamiento de la entidad, para poder hacer proyecciones de futuro a corto, medio o largo plazo, y para hacer evaluaciones sobre resultados.

Existen cuatro grandes grupos de razones que indicarán diversos aspectos de la situación empresarial:

-Razones de Liquidez: Establecerá la capacidad de la organización de convertir en efectivo determinados activos y pasivos corrientes. Es decir, indentifica el grado o índice de liquidez con el que cuenta la empresa. Para ello se emplean los siguiente indicadores:

  1. Capital neto de trabajo: Se obtiene al descontar el activo corriente al pasivo corriente. La salud de la empresa será mayor para hacer frente a las obligaciones a corto plazo si los pasivos son menores que los activos.
  2. Índice de solvencia: Determina la solvencia de la empresa. Es el resultado que se obtiene de dividir el activo corriente entre el pasivo corriente. Cuanto mayor sea la cifra, más solvente la compañía.
  3. Rotación de inventarios: Los inventarios son recursos que la empresa tiene inmovilizados y representan el coste de oportunidad. Identifica cuantas veces se convierte en dinero o se ha vendido el inventario.
  4. Rotación de cuentas por cobrar: Las cuentas por pagar son recursos inmovilizados pero dependientes de terceros. Mide el tiempo que tarda la empresa en hacer efectivos dichos recursos.
  5. Rotación de cuentas por pagar: Una cuenta a pagar es la cantidad que la empresa le debe a un acreedor por la adquisición de productos o servicios. Este indicador establece el número de veces que la organización debe saldar dicha deuda a lo largo del ejercicio.

-Razones de endeudamiento: Permiten identificar el grado de endeudamiento de la entidad y su capacidad para asumir gastos y pasivos. Entre sus indicadores están:

  1. Razón de endeudamiento: Los activos de una empresa pueden estar financiados por socios o por proveedores y acreedores. La razón de endeudamiento mide la proporción de activos que están financiados por terceros.
  2. Razón pasivo-capital: Indica la relación entre los fondos a largo plazo que suministran los acreedores y los que aportan los dueños de las empresas.

-Razones de rentabilidad: Las razones de rentabilidad pretenden medir la solvencia y rentabilidad que tiene la empresa respecto a las ventas, activos y el capital aportado por los socios. Los indicadores más comunes son:

  1. Márgenes de utilidades: Puede ser bruto, neto o utilidades operacionales. Mide los porcentajes de utilidad que obtiene la empresa tras haber realizado ventas.
  2. Rotación de activos: Los activos se utilizan para generar ventas e ingresos, y cuánto más altos mejor, pues este indicador mide la eficiencia de la empresa en la gestión de sus activos.
  3. Rendimiento de la inversión: Determina la rentabilidad obtenida por los activos tomando como referencia la utilidad neta una vez saldados los impuestos.

-Razones de cobertura: Establecen la capacidad de la entidad para hacer frente a determinados cargos fijos y obligaciones que podrían poner en peligro el estado financiero de la empresa. Destacan dos indicadores:

  1. Cobertura total del pasivo: La capacidad de la empresa para cubrir sus obligaciones por intereses o reembolsar los préstamos.
  2. Razón de cobertura total: establece si la organización cuenta con los medios necesarios para cubrir todos sus gastos financieros y obligaciones, tanto fijos como temporales.

Esto son algunos de los ratios e indicadores financieros que sirven para conocer la situación en la que se encuentra el negocio. Es información de tremendo valor a la hora de establecer estrategias de inversión o crecimiento, y especialmente para aprender de la experiencia y hacer proyectos de futuro.

Artículo anterior

BLACK FRIDAY, ¿ES REALMENTE RENTABLE?

Artículo siguiente

OUTSOURCING: LA AYUDA QUE NECESITAS EN RRHH

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *