Home»Business Revista Digital»Economía y Finanzas»¿QUÉ ELEMENTOS SE NECESITAN PARA SALIR A BOLSA?

¿QUÉ ELEMENTOS SE NECESITAN PARA SALIR A BOLSA?

enyd salida a bolsaTelepizza, Unicaja, Ferrari… Son muchas las empresas que están preparando o ya han anunciado su salida a bolsa en los últimos días. Conseguir nuevos accionistas, ampliar el capital o reducir el perfil de riesgo pueden ser algunas de la razones de decidir cotizar en bolsa, pero ¿cómo se hace realmente?

La salida a bolsa por parte de una entidad supone la cesión de un porcentaje minoritario de las acciones de la compañía, pero a diferencia de lo que muchos puedan pensar, no supone ni cuestiona el control de la misma. El principal motivo, y más teniendo en cuenta las condiciones económicas de los últimos años, reside en la obtención de recursos propios para la empresa.

A pesar de que pueda parecer que la empresa pone en entredicho su imagen o muestre debilidad financiera, la salida a bolsa muchas veces desemboca en una mejora del perfil y desarrollo estratégico. Da notoriedad, aporta una valoración permanente de la organización, otorga independencia y autonomía financiera, disminuye el perfil de riesgo y supone una mayor liquidez en las acciones.

Sin embargo, es necesario cumplir una serie de requisitos a la hora de salir a cotizar:

Capital mínimo: 1.2 millones de euros es la cifra estipulada, excluidas las participaciones individuales iguales o superiores al 25%.

Beneficios de la sociedad: Los beneficios obtenidos en los dos últimos ejercicios o, en su defecto, tres ejercicios no consecutivos en los últimos cinco años, deberán ser suficientes como para poder repartir al menos el 6% del capital desembolsado entre los accionistas.

Número accionistas: Deben existir, al final de la colocación, al menos 100 accionistas cuya participación individual sea inferior al 25%.

Además, es necesario conseguir la admisión por parte de la Comisión Nacional de Mercado de Valores y Bolsa, tras la presentación de la documentación requerida. Tras ello, la empresa debe cumplir una serie de obligaciones. Por un lado, suministrar información para un correcto funcionamiento del mercado y el sistema financiero, alcanzando la mayor transparencia posible. Por otro, asumir unos costes entre los que se encuentran las tarifas de bolsa, los gastos de publicidad, las comisiones de dirección, aseguramiento y colocación, y las cuotas de la Comisión Nacional del Mercado de Valores y de Iberclear.

A la hora de establecer el precio de las acciones, se recomienda un análisis exhaustivo de la situación por parte de la empresa así, como comparar el valor de las acciones de otras entidades del mismo sector que ya coticen en bolsa. Se podrán establecer diferentes precios en función de los distintos inversores que se desee obtener.

El carácter de dichas acciones será diverso. Si se pretende una inyección de recursos propios vía ampliación de capital, lo más recomendable es colocar acciones nuevas. Si por el contrario se busca la desinversión por parte de los accionistas, la estrategia a seguir sería la de colocar acciones viejas. Si el objetivo es la captación masiva de fondos, la colocación ha de ser pública.

Una salida a bolsa conlleva múltiples ventajas. Notoriedad y visibilidad son las principales, pero también supone un reconocimiento de la solvencia. Al verse la empresa obligada a demostrar la obtención de beneficios en los últimos períodos, el mercado se dará cuenta de su salud financiera. La presencia en medios de comunicación puede desembocar en la obtención de más clientes y por tanto más ingresos.

La salida a bolsa es un recurso para grandes empresas. Las pymes, por su parte, pueden disponer de otras formas de financiación, como el crowdfunding. Al acudir a inversiones del público, la compañía también debe garantizar unos mínimos de solvencia, beneficios y viabilidad.

Todos los caminos son aceptables. No los descartes, nunca sabes cuando vas a salir a bolsa…

 

Artículo anterior

MARKETING EMOCIONAL: MÁS ALLÁ DEL ANUNCIO

Artículo siguiente

SOBRECUALIFICACIÓN: QUE NO SEA UN OBSTÁCULO PARA ENCONTRAR TRABAJO

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *