Home»Business Revista Digital»Economía y Finanzas»Modelos de negocio antagónicos: Whatsapp vs Line

Modelos de negocio antagónicos: Whatsapp vs Line

modelos_de_negocio_antagonico_whatsapp_vs_line

Tras la irrupción de los smarthphones en el mercado de la comunicación, las nuevas compañías de mensajería móvil utilizan los modelos de negocio como piedra angular para captar el interés de sus usuarios. Así, las dos figuras más destacadas en este sector, la estadounidense Whatsapp y la japonesa Line, se enfrentan en una batalla abierta por la supervivencia y liderazgo. Sin embargo, se puede constatar que sus estrategias para aumentar su volumen de ingresos son totalmente antagónicas:

Por un lado, la compañía más longeva, Whatsapp (creada en 2009), establece un modelo de negocio minimalista y poco intrusivo. Sus ingresos vienen derivados únicamente de la cuota anual de 0.99$ (0,79€) por la descarga de la aplicación. La empresa fundada por Brian Acton y Jan Koum, lo tiene claro: un modelo de negocio basado en la suscripción anual es un modelo sostenible. Por ello, su aplicación no ofrece servicios alternativos a la mensajería (incluido el envío de fotos, audio o vídeo) y renuncia a incluir publicidad (que la tilda de invasiva y poco ética) dado que “la gente no quiere ser hombre-anuncio” (tal y como subrayó Koum en una entrevista concedida a El País).

Por su parte, la aplicación nipona desarrollada por Naver, Line, pretende diferenciarse de Whatsapp o aplicaciones de mensajería similares ofreciendo un valor añadido: stickers, llamadas gratuitas entre usuarios, plataformas de juegos o incluso seguir perfiles de personajes famosos. Es decir, un híbrido entre la red social tradicional y la aplicación de mensajería. El modelo de negocio de Line se basa en la descarga gratuita de la aplicación a cambio de incluir publicidad y cobrar por servicios adicionales (como paquetes de stickers nuevos). Un coste que muchos usuarios están dispuestos a soportar por disfrutar de un aspecto diferencial respecto a lo que ofrece Whatsapp.

Por el momento, Whatsapp lidera las aplicaciones de mensajería, con más de 200 millones de usuarios. Sin embargo, Line goza de un volumen de ingresos más constante que su principal rival y está ganando cuota de mercado (supera ya las 150 millones de descargas). La cuestión que se plantea es la siguiente: ¿Está dispuesto el usuario a tener una aplicación que apenas evoluciona pero disfrutarlo de forma casi gratuita u optará por pagar por obtener mejoras y accesorios a la aplicación original para personalizarla y hacerla única?

Artículo anterior

EL FUTURO DE LAS REDES SOCIALES ¿CÓMO LO VES?

Artículo siguiente

¿Y TÚ QUÉ COLOR ERES?

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *