Inicio » GOOGLE WALLET CARD: A LA CONQUISTA DEL COMERCIO ELECTRÓNICO

GOOGLE WALLET CARD: A LA CONQUISTA DEL COMERCIO ELECTRÓNICO

Google+

Google_wallet_card_

Tras varios rumores con más o menos credibilidad, Google ha hecho público lo que era un secreto a voces: la disponibilidad de su Google Wallet Card o lo que es lo mismo, ampliar fronteras en el mundo del comercio electrónico. Para todos aquellos que aún tenéis el ceño fruncido al leer Google Wallet y no sabéis qué es no os preocupéis, os lo explicamos de forma muy breve:

Google Wallet es un monedero electrónico que almacena de forma segura tu información sobre pagos a través de tu cuenta de Google. Gracias a ella, ahorras tiempo (guarda tus datos de envío y de facturación cada vez que haces una compra online, por lo que no tienes que escribirlo cada vez que realices una compra). Además, permite el envío y recepción de dinero de forma segura a través de la web o de Gmail.

Pues bien, una vez comprendido qué es Google Wallet, toca dar el siguiente paso: saber qué es Google Wallet Card y qué ofrece. Es una tarjeta física que permite realizar pagos a sus usuarios y que está asociada a sus cuentas de Google Wallet permitiendo realizar compras en cualquier tienda que acepte tarjetas de débito de MasterCard. Desafortunadamente, por el momento sólo está disponible en Estados Unidos.

Algunas de las ventajas que ofrece esta tarjeta son: ahorro de tiempo y seguridad en los pagos de compras online, sacar dinero de los bancos con esa tarjeta y, lo más importante, que es un servicio que se le ofrece a sus usuarios gratis y sin comisiones de uso.

Hasta el momento Google solo facilitaba a las empresas la financiación para anunciarse en su portal. Sin embargo, ahora quiere enfocarse en el consumidor de masa. Aún no se atreve con el préstamo pero quizá este haya sido el inicio de un nuevo rumbo de esta firma electrónica (puesto que cuenta con una cantidad de efectivo en balanza que le permite llevar a cabo este tipo de riesgos). Además, Google tiene a su favor el daño que hizo a las bancas tradicionales la última crisis financiera y la desconfianza del usuario por este tipo de entidades (sin contar que la miopía tecnológica que sufren los bancos tradicionales y que les hacen menos atractivos a ojos de los usuarios digitales).

¿Se convertirá Google en un banco? , ¿tiene la banca tradicional los días contados en la era digital?, ¿es internet la infraestructura del futuro sobre la que construir un modelo de negocio fiable?

Fotografía bajo licencia de Creative Commons. Autor: Blai Puchol
Artículo anterior

​PINTEREST CORRE PARA ESTAR A LA CABEZA

Artículo siguiente

¿MURO O NO MURO EN LA OFICINA?

Google+

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *