Inicio » FAGOR SOLICITA EL CONCURSO DE ACREEDORES

FAGOR SOLICITA EL CONCURSO DE ACREEDORES

Google+
fagor
La compañía Fagor conocida por ser uno de los mayores fabricantes de electrodomésticos de España, ha solicitado esta semana el concurso de acreedores.
El concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) es una situación legal que está diseñada para proteger una reorganización empresarial, de tal forma que la empresa pueda subsistir y hacer frente a sus obligaciones. Asimismo, también trata de proteger a los acreedores de la sociedad.
Los dirigentes empresariales son sustituidos por unos administradores concursales, quienes negocian con los acreedores la reorganización empresarial y un nuevo calendario de pago de las obligaciones contraídas por la empresa, que habitualmente suelen incluir cláusulas de “Quita y Espera”.
Las cláusulas de Quita implican una reducción de los importes de la deuda pendiente; las cláusulas de Espera implican un retraso en la fecha de pago de las cantidades adeudadas. Con estas cláusulas se pretende asegurar que los proveedores cobren, aunque para ello tengan que renunciar a una parte de lo adeudado y acceder a un retraso en el pago.
Hay que destacar que el procedimiento de concurso está destinado a mantener viva la empresa siempre que sea viable pero, desgraciadamente, en demasiados casos la administración concursal se centra en medidas a corto plazo y no en la viabilidad a largo plazo, provocando finalmente la disolución de empresas que podrían ser viables. En cambio, la legislación anglosajona está más orientada a la supervivencia empresarial y suele obtener mejores resultados (el famoso Chapter 11 de EEUU).
Pasando a analizar el caso de Fagor nos encontramos con una compañía que forma parte del mayor grupo cooperativo del mundo (Corporación Mondragón).
El grupo Corporación Mondragón fue fundado en 1956 por el sacerdote Jose María Arizmendiarrieta en Mondragón (Guipúzcoa) y ha ido creciendo hasta llegar a su tamaño actual que podemos representar por las siguientes magnitudes:
                    Empleados: 80,000
                    Ingresos: 13,900 millones de €
                    Activos: 32,500 millones de €
                    Recursos propios: 3999 millones de €
El grupo está centrado en 4 sectores fundamentales:

Finanzas: Caja Laboral, Lagun Aro…Industria: Ulma, Orona, Orbea…Distribución: Eroski, Erkop …Conocimiento: Universidad de Mondragón, Polos de investigación….

La Corporación ha ido creciendo ininterrumpidamente desde su fundación, tanto por crecimiento orgánico como por ingreso de nuevas empresas en el grupo cooperativo.
Es de destacar que muchas empresas tradicionales que estaban abocadas a la quiebra (especialmente en la crisis de los años 80) se transformaron en cooperativas y pasaron a ingresar en el grupo Mondragón; algunas de estas empresas no eran viables y han resultado ser un foco de pérdidas para el grupo, aunque generalmente eran de tamaño muy reducido.
Actualmente, la Corporación Mondragón tiene dos importantes “chinas en sus zapatos”: Fagor y Eroski.

Fagor había crecido fuertemente durante la última década, pero la importante disminución de la construcción de viviendas en España y la fuerte competencia de productos de fabricación asiática han producido una importante reducción tanto de volumen como de margen de negocio.
Eroski: realizó una fuerte expansión en España justo antes del comienzo de la crisis (compró la cadena de supermercados Caprabo en el “pico” del mercado) financiando las adquisiciones con emisiones de deuda. La reducción del consumo en España implica que no se cumplan sus previsiones de negocio y tiene dificultades para hacer frente por si misma a los pagos de sus emisiones de deuda. Para ello, está obteniendo financiación de otras empresas del grupo y enajenando parte de sus activos (por ejemplo: vendió varios hipermercados al grupo francés Leclerc).Fagor tiene una deuda superior a los 800M de € y ha solicitado el concurso de acreedores puesto que si siguiera financiando su deuda a costa del resto del grupo cooperativo, podría llegar, a medio plazo, a poner en una situación delicada la totalidad del grupo. Con esta medida, se trata de proteger tanto la viabilidad de Fagor como la del conjunto de la Corporación Mondragón. 

Publicado por: Jaime Madariaga
Artículo anterior

EL CONSUMIDOR TE LO DA, EL CONSUMIDOR TE LO QUITA

Artículo siguiente

FACEBOOK Y TWITTER. LA BATALLA HA COMENZADO.

Google+

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *