Inicio » ​EURO vs. DÓLAR: CONSECUENCIAS DE LA PARIDAD

​EURO vs. DÓLAR: CONSECUENCIAS DE LA PARIDAD

Google+

Paridad euro-dólar_enydEl valor del euro está en mínimos históricos y se acerca a la paridad con el dólar. El Banco Central Europeo ha puesto en marcha por fin el tan ansiado QE, y con ello la máquina de imprimir dinero, en un intento de controlar de una vez por todas la deflación galopante que campa a sus anchas por la economía de la Unión Europea. Otros factores como los altos índices de paro o la discontinuidad en el crecimiento de los países miembro contribuyen a lastrar el valor de la moneda de los 28, pero ¿qué supone esto para las finanzas?

Un punto clave estriba en la factura del combustible de la UE. Cabe recordar que la gran mayoría de países europeos son importadores de petróleo, y que la compra del mismo se realiza a través de dólares. Bajo un contexto de paridad euro-dólar, las balanzas de pagos no se resentirían siempre y cuando el barril continúe cotizando a la baja.

También está la competitividad. La depreciación de la divisa europea hace ganar a las exportaciones, motor de empleo y de crecimiento económico (el caso de España es buena muestra de ello), pero una deflación excesiva puede tener efectos devastadores sobre las finanzas de la Unión Europea. De esta manera, países tan netamente exportadores como el español, se verían obligados a buscar nuevos mercados para colocar sus productos más allá de los estados vecinos europeos, lo que puede generar nuevas oportunidades de negocio.

Luego está la reconsideración del producto nacional y la recuperación de la demanda interna. El progresivo descenso en el valor del euro puede hacer que algunas economías de la Unión se vuelquen menos hacia el desarrollo del comercio interior dentro del propio país lo que siempre es positivo.

La depreciación del euro también podría ayudar a atraer capital extranjero, justo al contrario de lo que está sucediendo en Estados Unidos: tras las sucesivas operaciones de flexibilización cuantitativa llevadas a cabo por la Reserva Federal, la moneda está tan fuerte que ha provocado la bajada del valor de las divisas en otros países, con el consecuente debilitamiento de sus mercados, ya que se encuentran vinculados al dólar. Esto podría disuadirles a la hora de seguir manteniendo relación comercial en la compra de materias primas estadounidenses, por ejemplo.

Lo cierto es que algunas empresas punteras de EEUU que tienen presencia internacional han percibido cierto deterioro en sus cuentas debido al alza del “billete verde”, por lo que algunos economistas han comenzado a pronosticar un posible anuncio por parte de la FED de subir los tipos de interés y así contener la euforia inflacionista del dólar.

Uno de los objetivos marcado por el BCE se ha cumplido: el euro se ha debilitado. Que se llegue a la meta marcada en inflación (1,5% en 2016 y 1,7% en 2017) está por verse. Las variables macro y microeconómicas son volátiles y están abiertas a cambios imprevisibles. Habrá que estar atentos a los mercados.

Artículo anterior

CONSEJOS PARA UNA BUENA PRESENTACIÓN INTERACTIVA PREZI

Artículo siguiente

CÓMO EVITAR QUE GOOGLE TE PENALICE

Google+

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *