Home»Destacados»Impulsa tu Start Up a través del Adventure Capital

Impulsa tu Start Up a través del Adventure Capital

¿Qué es el Adventure Capital?adventure capital

En la actualidad muchas Startups no disponen del capital necesario para llevar a cabo su actividad. La parte positiva es que si tienes una idea innovadora y un buen plan de negocio, podrás optar por una financiación Adventure Capital. ¿Todavía no sabes lo que es?

El capital semilla o Adventure Capital, es un tipo de financiación dirigido a empresas que se encuentran en fase inicial. Se trata de fondos de capital riesgo interesados en invertir en Startups y emprendedores con el objetivo de financiar:

  • La creación de una microempresa.
  • El despegue de una negocio en fase inicial.
  • La consolidación de un empresa que ha superado la primera fase.

Apoyan la innovación empresarial, el emprendimiento y el avance tecnológico que permitan llegar a nuevos nichos de mercado.

Es el tipo de financiación previa al capital de crecimiento o prívate equity: fondos dirigidos a empresas consolidadas que buscan expansión e internacionalización. Es decir, inversores privados ofrecen financiación de riesgo/crecimiento a empresas que han demostrado viabilidad durante mínimo 1-2 años.

Sin embargo, estos profesionales son muy exigentes con los proyectos que apoyan. Piden madurez , potencial de crecimiento y participación en la toma de decisiones.

Modelos de Financiación

Existen varias formas de financiar tu negocio, dependiendo de la fase en la que se encuentre (inicial, consolidación, crecimiento o notoriedad).

Fase 1- Inicial:

Es el inicio de toda compañía, una vez que has creado un plan de negocio y has constituido tu empresa ¡hay que ponerla en marcha!.

3F`s: family, friends and fools

Las 3Fs o FFF provienen de “family, friends and fools”, es decir, que deberás convencer a tus conocidos, amigos y familiares más cercanos para que te ayuden económicamente. Si el  proyecto es viable este método es más fácil, rápido y flexible, ya que los acreedores no suelen imponer intereses.

Los contras son que posiblemente no puedan ofrecer grandes sumas de dinero y es conveniente definir correctamente sus límites e implicaciones. También recuerda que si el proyecto no funciona podría dar lugar a problemas personales o familiares.

Si eres un emprendedor y estás comenzando a construir tu empresa, es una forma de financiación muy usada. Un ejemplo sería el del imperio Inditex, que comenzó usando un rincón de la casa familiar como taller de costura.

Préstamos Subvencionados

En este caso podrías inclinarte por los créditos gubernamentales. No importa si son a fondo perdido o no (no se exige su devolución si se justifica el destino final de los fondos). Este tipo de actividades ayudan a construir los pilares de una empresa con un interés muy bajo mediante inyecciones de liquidez.

En España se dispone de los créditos ICO, que ofrecen plazos de hasta 20 años con importe máximo a financiar de hasta diez millones de euros. Ofrecen menos contraprestaciones que las entidades financieras tradicionales.

Solicítalos si tu proyecto ya está en marcha y puedes defender su viabilidad ante una entidad gubernamental o privada.

Participaciones laborales

Son usadas habitualmente en startups. En este caso se entregan participaciones o acciones de la compañía recién creada a cambio de trabajo. Cada trabajador tiene un porcentaje de acciones que se estipulará antes de la creación de esta sociedad. Así podrás recortar gran parte de la financiación externa.

A veces la repartición de participaciones y el trabajo aportado pueden considerarse poco equilibradas. Para evitar problemas es importante formalizarlas y dividirlas coherentemente.

Además, es importante asegurarse de que todos los componentes estáis comprometidos y de acuerdo con los objetivos y  futuro del proyecto. La marca Apple fue constituida a través de las participaciones laborales de varios amigos que se implicaron en un proyecto común.

Con una buena visión y esfuerzo, este tipo de financiación suele funcionar muy bien. El motivo principal es que los trabajadores son motivados por los resultados de su propia empresa.

Te puede interesar: Incubadoras y aceleradoras de Start Ups: lanzando el negocio.

Fase 2 – Consolidación:adventure capital

Cuando el negocio ya ha adquirido ciertas ventas y comienza a coger forma, puede requerirse el apoyo de un business angel o de fondos de capital de riesgo.

Business Angel

Si tu negocio ya es un hecho pero necesitas financiación para consolidarlo, esta es una buena opción.

Se trata de buscar un individuo que invierta sus propios fondos para promover la actividad de tu empresa. Para ello prepara un plan de negocio, concierta una reunión con el posible inversor y convéncele de que tu idea es buena y tiene futuro. En muchas ocasiones, además de financiación, te dará consejo y asesoramiento profesional para mejorar tu compañía.

Compañías como Idealista y Wallapop crecieron gracias al apoyo de esta figura inversora, en su caso Javier Cebrián.

Capital Riesgo

Esta sería una buena apuesta si como emprendedor lo que quieres es comenzar a competir en el mercado y tu proyecto es realmente innovador. Por ello son muy populares en startups dedicadas a la tecnología. Los inversores querrán revisar la viabilidad y escalabilidad del negocio antes de firmar un acuerdo.

Se trata de fondos escalables, es decir, que buscan un crecimiento continuo de trabajo sin perder calidad en los servicios ofrecidos.

Este capital proviene de carteras de inversión (propias o de terceros), con cantidades generalmente más altas que las del business angel. Cubren la financiación del proyecto a cambio de una participación y también asesoran al emprendedor para llegar a los objetivos. Una vez pasados entre 4 y 7 años, los inversores suelen vender sus participaciones obteniendo buena rentabilidad.

Te puede interesar: Business Angels y Enrick Remedios: el impulso del emprendimiento.

Fase 3 – Crecimiento o Notoriedad:

Cuando tu negocio ya se considera competitivo con cierta experiencia y recorrido empresarial, la alternativa más usada son los fondos de capital de crecimiento.

Préstamos participativos

Se trata de un préstamo. Tu inversor será una entidad bancaria que ofrece sus servicios a cambio de un porcentaje de los beneficios y de un interés variable según la evolución de la empresa. 

Estos te permitirán mayor liquidez inicial ya que son de vencimiento a largo plazo. Ten en cuenta que solo se pueden cancelar anticipadamente aportando una recompensa igual al capital de la empresa.

Son los fondos más solicitados por la mayoría de compañías con una actividad estable pero faltas de liquidez. Normalmente buscan financiar acciones de  branding, crecimiento o expansión.

Te puede interesar: Como hacer un estudio de mercado en 6 sencillos pasos.

¿Cómo conseguir fondos de capital de riesgo?

conseguir financiación

  • Intenta conseguir el respaldo financiero inicial de tu círculo de conocidos (Family, Fool and Friends). También sería interesante encontrar un Business Angel que más tarde te presente ante un fondo de capital de riesgo.
  • Una vez conseguidas algunas ventas, haz una búsqueda sobre fondos que previamente se hayan interesado en invertir en tu sector.Deberás acudir a la Asociación Española de Entidades de capital Riesgo donde te orientarán sobre fondos en el sector de tu actividad. En su página web, Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión, puedes filtrar por sectores de actividad, por tipo de capital de riesgo y acceder a las fichas de cada asociado.
  • Prepara un plan de negocio detallado y sintetizado. Este deberá reunir los resultados y experiencia de la empresa, además de una prospección de ventas y beneficios.
  • Crea un plan sólido de desarrollo destacando la propuesta de valor, innovación y la estrategia de marketing que permitirán la expansión y el crecimiento de tu negocio.
  • Decide las competencias que tendrá el fondo de inversión en la toma de decisiones de tu empresa.
  • Diseña un buen plan de salida que sea profesional, claro y atractivo para el fondo inversor.

Y sobre todo, ¡debes creer en tu proyecto y emplear mucho tiempo y dedicación!

Desde ENyD contamos con másteres enfocados a proporcionar una visión 360º de la empresa así como las herramientas necesarias para desarrollar un plan de negocio eficaz. ¡Consúltalos aquí!

 

Artículo anterior

Co-branding: otra forma de fortalecer tu Marca

Artículo siguiente

Responsabilidad Empresarial: un futuro sostenible

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *