Home»Business Revista Digital»Economía y Finanzas»ACTUALIZACIÓN DE MERCADOS FINANCIEROS: PERSPECTIVAS PARA EL SEGUNDO SEMESTRE

ACTUALIZACIÓN DE MERCADOS FINANCIEROS: PERSPECTIVAS PARA EL SEGUNDO SEMESTRE

contextualiza-tu-inversion.pngDurante la primera parte del año los mercados financieros han tenido un comportamiento bastante estable, sin grandes acontecimientos económicos que generasen un incremento de la volatilidad.

La segunda parte del ejercicio va a presentar una evolución similar, sin grandes sobresaltos, aunque los activos financieros deberían generar una menor rentabilidad que en los primeros seis meses. No obstante, siempre se está expuesto a acontecimientos no previstos, como las situaciones políticas en Gaza o Ucrania.

Dentro del mercado de renta fija, y dados los niveles actuales de los tipos de interés, no esperamos grandes rendimientos en ningún área geográfica. En el caso de los bonos estadounidenses, los discursos de los distintos miembros de la Reserva Federal han mostrado su intención de mantener bajo control no solo los vencimientos más largos (10 y 30 años), sino también la parte más corta de la curva de tipos con vencimientos entre 2 y 5 años.

En este sentido, la evolución del crecimiento en Estados Unidos, marcará el ritmo en las subidas de los tipos de interés que no comenzarán hasta 2015 y todo parece indicar a fecha de hoy que éstas se producirán de forma paulatina.

El riesgo que tienen los mercados de renta fija en Estados Unidos se centra en que si las subidas de tipos se producen a un ritmo más acelerado del que actualmente se espera, podamos ver una depreciación en todos los mercados de bonos que pudiera no ser compensado por los intereses generados por dichos activos.

Seguimos por ello recomendando no invertir en bonos del Tesoro en ninguno de los plazos y mantener una cartera diversificada en bonos corporativos, que presentan un mayor margen de maniobra. Dentro de los bonos corporativos, los riesgos crediticios que presentan un mayor valor (teniendo en cuenta el riesgo asociado a ellos) son aquellos con calidad crediticia BBB y BBB-.

En la renta fija emergente, encontramos también un buen número de emisores que todavía tienen algo de margen de estrechar su diferencial con los bonos del Tesoro y compensar de esta manera un futuro movimiento al alza de los tipos de interés.

En Europa, los mercados que presentaban un mayor valor hasta la fecha en base al diferencial con el que cotizaban, España e Italia, han tenido un excelente comportamiento en la primera parte del año y en el momento actual no esperamos que dicha tendencia continúe. Recomendamos reducir la exposición a todos los mercados de bonos del Tesoro europeos, ya que aunque los tipos de interés no se espera que suban en el corto plazo (exceptuando en el Reino Unido), no hay valor en dicho tipo de activo.

La renta fija corporativa europea, tampoco presenta valor en los riesgos de crédito de grado de inversión, por lo que para obtener cierta rentabilidad hay que asumir un mayor riesgo crediticio e invertir en plazos largos.

Dado el escaso valor de los mercados de bonos en general, las inversiones en acciones con buena rentabilidad por dividendo pueden ser una opción para aquellos inversores más conservadores. Consideramos que exposiciones menores al 20% de la cartera podría ser adecuado, ya que permitirían incrementar el flujo de caja, sin asumir excesivo riesgo. Otra posibilidad para incrementar la rentabilidad podría ser la venta de opciones de algunas acciones.

Para aquellos inversores con una menor aversión al riesgo, el mercado de acciones se convierte en una de las pocas alternativas de inversión con vistas al medio plazo, aunque también supone una mayor volatilidad. La selección geográfica y de acciones escogidas (stock picking) van a resultar clave para obtener una mayor rentabilidad que el mercado.

Las expectativas de crecimiento de beneficios para el conjunto del ejercicio en Estados Unidos alcanzarán el 7% – 8% como media y creemos que la rentabilidad de los índices para el conjunto del año superará levemente dichas cifras, por lo que el margen de apreciación es también limitado.

En Europa, los mercados de acciones que mejor rentabilidad obtuvieron (Italia en primer lugar y España en segundo lugar), mantendrán los niveles alcanzados pero creemos que para el segundo semestre presentarán un comportamiento similar al del resto de países, ya que no esperamos un estrechamiento adicional de la prima de riesgo.

Dentro del resto de los mercados emergentes, China y el sudeste asiático podrían obtener una mejor rentabilidad que el resto, tras los negativos comportamientos de años anteriores.

En los mercados de divisas, el euro debería continuar con el lento movimiento de depreciación frente al dólar estadounidense y la libra esterlina. No creemos que el Real Brasileño se aprecie más allá del 2.20 contra el usd y estimamos que el peso mexicano se mantendrá estable. Aquellas divisas más dependientes de las materias primas (aud y cad) podrían haber alcanzado ya los mínimos de cotización frente al usd, porque si el crecimiento en China se mantiene estable por encima del 7%, es posible que comiencen a disminuir los niveles de inventarios de materias primas en dichos países.

El precio del petróleo solo continuará cotizando por encima de los niveles actuales si se complicase la situación en Irak. Si esto ocurriese durante un período de tiempo prolongado, habría riesgo de que el crecimiento económico mundial se redujese y esto podría provocar alguna corrección en el mercado de acciones.

El oro y la plata deberían continuar cotizando en un rango similar al de la primera mitad del ejercicio, sin esperar tampoco grandes cambios en los precios del resto de materias primas.

Artículo de Jaime Madariaga.

Artículo anterior

VÍDEO EDUCATIVO: MODELOS DE EMPRESAS GLOBALES

Artículo siguiente

INFOGRAFÍA: CÓMO POTENCIAR TU PERFIL EN INSTAGRAM

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *