Home»Business Revista Digital»Asesoría»INCUBADORAS Y ACELERADORAS DE START UPS: LANZANDO EL NEGOCIO

INCUBADORAS Y ACELERADORAS DE START UPS: LANZANDO EL NEGOCIO

enyd incubadoras aceleradorasEmprender un negocio puede ser una tarea gratificante pero complicada. Se necesitan conocimientos, financiación y sobre todo, ayuda y consejo. Ahí es donde entran en juego las incubadoras y aceleradoras de start ups, para colaborar en el desarrollo del tejido empresarial.

Estos son dos conceptos de los que se viene hablando mucho últimamente, pero quizá no todo el mundo tenga clara la diferencia entre incubadora y aceleradora. Mientras que la primera se centra en ofrecer formación y asesoramiento, la segunda se dedica a la obtención de financiación y networking. Este tipo de empresas no son nuevas, pues existen desde la década de los 90 cuando se produjo el boom tecnológico sin embargo, actualmente su papel ha resurgido a causa de la crisis económica y el nuevo emprendimiento.

Las incubadoras ayudan a los nuevos empresarios a desarrollar el concepto de su idea y validar que el producto o servicio que proponen sea viable y pueda funcionar en el mercado real. Esta etapa puede alargarse hasta los tres años. Se trata de un momento de aprendizaje en todos los aspectos del negocio, desde la administración hasta el marketing. Aquí el mentor juega un papel fundamental.

Las incubadoras cuentas con tres fases. La pre-incubación, en la que se afianza el plan de negocio del proyecto emprendedor. La incubación en sí misma, en la que la idea se lleva a cabo y se da seguimiento al impacto real en el mercado. Y por último, en la post-incubación se analizan resultados y las áreas de oportunidad del proyecto. A partir de este punto, la empresa se podría incorporar a una aceleradora o lanzadera para la expansión del negocio.

Entre las incubadoras más importantes, destacan Grupo Intercom, de donde han salido proyectos como Infojobs, Softonic o Niumba; Grupo ITNet, especializada en proyectos digitales; Mola o SeedRocket, que es a su vez aceleradora.

Las aceleradoras colaboran con el empresario en la obtención de financiación y capital, y ofrecen acompañamiento, apoyo y una red de contactos. Este tipo de organización tiene un importante papel en la creación y desarrollo de empresas pues aumentan las posibilidades de éxito de los proyectos. No se trata únicamente de conseguir el dinero que haga despegar la compañía, sino de una primera toma de contacto con la realidad del ámbito empresarial y comercial. Las aceleradoras favorecen la creación de sinergias entre empresas y contactos con inversores y business angels.

A la hora de elegir una lanzadera es importante tener en cuenta una serie de factores. La calidad y cantidad de los mentores, la formación que se proporciona, el ecosistema de empresas y empresarios con el que trabaja, los tipos de contratos y pactos con socios son algunos de los factores clave que pueden afectar al proyecto. Muchas aceleradoras ofrecen sus servicios a cambio de un porcentaje de participación de la empresa emergente, que oscila en torno al 5 y 10%. Por ello, se recomienda prestar especial atención a las condiciones de trabajo, el compromiso por parte de la lanzadera y qué pide ésta a cambio.

Entre las aceleradoras más conocidas se escuchan nombre como Wayra, de carácter internacional promovida por Telefónica: la veterana TetuanValley; Cink Emprende, que también ofrece espacio de coworking; o Lanzadera.

Gracias a las aceleradoras, los emprendedores reciben una mentorización intensa y la valoración y feedback durante las etapas iniciales de asentamiento del negocio. A pesar de todo, todavía hay muchos inversores reticentes que prefieren apostar por empresas ya consolidadas en lugar de en start ups. Intentar minimizar este riesgo financiero supone la ralentización del desarrollo del tejido empresarial español.

Si lo que quieres es emprender y crear tu propio negocio, las incubadoras y aceleradoras te ayudará a dar los primeros pasos y a despegar.

Artículo anterior

LAS CLAVES DE PINTEREST PARA TRIUNFAR EN ECOMMERCE

Artículo siguiente

MARKETING EMOCIONAL: MÁS ALLÁ DEL ANUNCIO

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *