Inicio » Experiencias ENyD: La importancia de crearse un perfil internacional

Experiencias ENyD: La importancia de crearse un perfil internacional

Google+

Las Experiencias ENyD nos hacen crecer como escuela, como equipo y como personas. Los alumnos aprenden con nosotros, pero nosotros también aprendemos de ellos. De su juventud, de su vitalidad, de sus enormes ganas de aprender y crecer profesionalmente.

Francisco Javier Martín Romo es un claro ejemplo de la importancia que tiene cuidar de los contactos. A todos nos han dicho alguna vez que la vida es muy larga y que nunca sabremos dónde acabaremos. A Martín Romo cada trabajo le ha permitido crecer y mejorar rodeándose de buena gente que ha sabido aconsejarle siempre lo mejor en cada momento.

Experiencias ENyD

Parece mentira, pero ya han pasado doce años desde que Francisco Javier Martín Romo cursara nuestro MBA en modalidad presencial. Y aún así, el director de la Escuela de Negocios y Dirección – ENyD, Francisco Santos, no le olvida. “Recuerdo que en aquella época se convirtió en ambassador de Xing para Salamanca, organizó encuentros profesionales, tenía inquietudes políticas, se preocupó de completar su formación con idiomas, viajó y realizó estancias en el extranjero y siempre mostró una gran iniciativa durante su MBA… por lo que no nos extraña para nada su éxito profesional”.

Para ENyD ver el éxito de ex-alumnos como Francisco Javier Martín “es ver la culminación de nuestro esfuerzo. Nos encanta haber podido formar parte de su desarrollo profesional y haber tenido influencia en el mismo”, destaca Santos.

Te puede interesar: ENyD se suma al “Decálogo Compromiso por la Igualdad”

Francisco Javier Martín estudió la carrera de Derecho en la Universidad de Salamanca. Siempre ha sido un alumno muy activo llegando a formar parte de la Asociación de Eventos de la Universidad. Fue tal su actividad que participó en el claustro de la universidad, en la Comisión Redactora de los Estatutos, en la Junta de la Facultad de Derecho, fue presidente de la organización de las fiestas de Derecho y además recibió el “Premio CODEX” de la Facultad de Derecho por su actividad como representante de estudiantes.

Tras un año de prácticas y colegiarse, decidió crearse un perfil profesional internacional muy rápido y para eso, estudiar un MBA sería una gran oportunidad para así, no ser dependiente de las crisis.

Experiencias ENyD

No estaba seguro del todo. Tenía algo de confusión ya que pensaba que en un año no le daría suficiente tiempo para aprender pero “sí es cierto que un Máster de estas características te da las bases para luego saber en que dirección tirar”, afirma el ex-alumno. Lo que él tampoco sabía es que éste MBA sería el antes y el después de su carrera profesional.

Después de muchos años, Francisco Javier Martín recuerda esta época con nostalgia. “Fue un año realmente duro ya que mientras cursaba el Máster trabajaba con mi padre entre semana y como camarero los fines de semana”. Su padre tenía un taller de coches y una empresa de mantenimiento de maquinaria de vehículos especiales, lo que le ha permitido tener siempre mucha relación con el negocio.

A partir de aquí empezarían a llegarle los contactos que, poco a poco, han ido ayudándole a crecer y a prosperar de manera internacional. Durante el Máster tuvo la oportunidad de conocer a un empresario que tenía una consultoría en Madrid. A éste le gustó el Trabajo de Final de Máster (TFM) de Francisco Javier y le ofreció trabajar en su consultoría. No obstante, el empresario le aconsejó, de manera muy previsora, que ahora que era joven y ambicioso aprovechara para moverse porque aunque era el año 2007, primer año de la crisis, sabía que esta crisis duraría 10 largos años.

Así que le puso en contacto con un ecommerce español interesado en trabajar en Milán. Un proyecto que nunca llegó a ver la luz pero que le llevó a conocer una consultoría en la que estuvo años y en la cual conoció a la que sería su gran mentora, Mariasole Capodanno. En total estuvo cinco años trabajando en Italia y fue durante su quinto año cuando se planteó ponerse una nueva ciudad como meta.

Francisco Javier Martín siempre ha sido muy consciente de que es la experiencia la que da un valor añadido a las personas. Su mentora italiana le aconsejó que lo más fácil para él en ese momento era irse a Londres. Él siempre ha querido ir a Dubai, pero era consciente de que todavía no era el momento porque le faltaba mucha experiencia aún.

Experiencias ENyD

Así que dejó Italia y puso rumbo a Londres. Empezó viviendo con una familia para aprender más rápido el idioma. Tardó solo un mes en encontrar trabajo. Era una cadena local y su puesto era el de Operations Manager. En esta empresa trabajaba de lunes a viernes y los fines de semana tenía otro trabajo. Necesitaba dinero y necesitaba experiencia. Aún así, no dejaba de buscar posibilidades en Dubai. Trabajar en Londres le permitió mejorar muchísimo su currículum, ya que tenía una amplia experiencia internacional. Hasta que, por fin, llegó a sus manos una oferta para trabajar en Dubai gracias, de nuevo, a Mariasole Capodanno, su mentora italiana, su hada madrina profesional.

Era un puesto parecido al que tenía en Londres. Su enorme flexibilidad siempre le ha ayudado a saber coger las oportunidades al vuelo, así que decidió arriesgar y, tras dos años y medio en Londres, se fue a Dubai. ”Uno tiene que ser rápido cogiendo las oportunidades”.

Nuevas metas, nuevos horizontes

Tras varios años trabajando en Dubai, pensó que uno debe ser consciente de lo que quiere ser en la vida y que trabajando para alguien no se puede ahorrar mucho. En este sentido, Francisco Javier Martín afirma tener gran capacidad de trabajo y creación de riqueza, motivo más que suficiente para montar su propio negocio. Por este motivo, empezó a evaluar dónde podía hacerlo, ver qué sitios estaban creciendo y dónde era bueno invertir.

Francisco Javier Martín acaba de poner rumbo a Vietnam. Primero fue Londres, luego Italia, más tarde vino Dubai y ahora es el turno de Vietnam. Según sus investigaciones, en Vietnam la tasa de crecimiento está entre el 6 y el 7% en los últimos años, aumentando el Producto Interior Bruto y el volumen de exportaciones. Además, en estos momentos, Vietnam es un mercado potencial muy interesante para la importación de vino.

El negocio lo tiene muy claro. Su idea es montar una empresa doble. Una de las claves principales es la importación de nuevos vinos en el mercado, combinando el restaurante con un outlet. Por una parte, el restaurante tendrá una carta de vinos muy centrada y, además, en cualquier evento que se organice en el país, él será  quien introducirá también los vinos, ya que conoce bien el producto y sabe cómo venderlo.

También dispondrá de un outlet que servirá como showroom para los vinos. Este outlet, aparte de ser una fuente de revenue en sí misma, servirá para mostrar el producto y formar y enseñar a la gente cómo se vende el vino, cómo se presenta, cómo se utiliza…

Experiencias ENyD

En este momento, el mercado de Vietnam está copado por vinos franceses, ya que según Francisco Javier Martín “los franceses siempre han tenido más influencia en Indochina”. Los vinos que él llevará allí son principalmente italianos, vinos muy bien valorados en el mercado internacional.

Y como en todo cambio profesional, no podía faltar su hada madrina italiana. De hecho ella será una de las tres socias del negocio. Según indica Martín Romo, es la persona que ha hecho la parte más complicada, que es la de encontrar la inversión. “Tuve mucha suerte el día que trabajé con ella por primera vez, ya que a partir de aquí, me cambió la vida a nivel profesional”, indica emocionado el ex-alumno de ENyD.

Por lo tanto, Mariasole Capodanno se encargará del desarrollo de la oferta food and beverage para el restaurante, es decir, toda la parte relacionada con el producto. El segundo socio es francés y está casado con una chica de Vietnam. Según Francisco Javier Martín, siempre hay que tener un contacto local, sobre todo en un país extranjero, ya que te puede abrir muchas puertas. Este socio será quien se encargará de toda la parte del marketing y la promoción, no solamente hacia el cliente final, sino también la organización de eventos para la importación de vinos. El tercer socio, Francisco Martín, se encargará de toda la parte de Operation Management del restaurante, más los acuerdos de importación del vino.

Martín Romo tiene un buen conocimiento del mercado del vino internacional, además de conocer y colaborar con diferentes personas que ya exportan vino, empresas bastante grandes, italianas, que ya exportaban vino en Asia, pero no en Vietnam. “Tengo diferentes contactos que estaban interesados en Vietnam, así que he firmado con estas empresas un contrato de agencia por el que una comisión, dependiendo de la empresa (del 10 y al 15 %) de las ventas sobre el precio de exportación sería para nosotros”.

La importancia de un buen networking

“Al final puedes tener un currículum muy bueno, skills muy buenas, pero el networking es fundamental porque puedes tener el mejor currículum del mundo pero si nadie sabe que tú lo tienes y que existes, nunca vas a tener acceso al trabajo”, matiza el ex-alumno.

En este sentido añade que “muchas de las posiciones se publican en el mercado laboral, pero hay una gran parte de ellas, que no es que estén ocultas, pero muchas veces se cubren inmediatamente a través del networking, sin tener posibilidad de acceder si no tienes acceso a ese networking, de ahí la importancia de los contactos”.

Nuestro ex-alumno no se ha aburrido en los últimos años. “Me he movido bastante. Yo creo que esa es la clave. Hoy en día el mercado es muy dinámico, todo cambia rápidamente y la clave es tener un perfil muy flexible, poder adaptarte a todo, ir a cualquier sitio y no dejar pasar ninguna oportunidad”.

Te puede interesar: ¿Qué es Project Finance? 

Sin ninguna duda, Francisco Javier Martín Romo es un trabajador nato, ambicioso y muy preparado y que ha sabido aprovechar muy bien todas las oportunidades que le han ido surgiendo a lo largo de su carrera profesional. De parte de todo el equipo que formamos la Escuela de Negocios y Dirección, te deseamos toda la suerte del mundo en esta nueva aventura que Francisco Javier ha cogido con tantas ganas. Las puertas de ENyD las tendrás abiertas siempre que vuelvas a Madrid.

Artículo anterior

¿Qué es Project Finance?

Artículo siguiente

El Tenedor: Revolucionando el sector gastronómico a nivel mundial

Google+

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *