Inicio » Experiencias ENyD: De la Ingeniería al Calzado Infantil

Experiencias ENyD: De la Ingeniería al Calzado Infantil

Google+

En la Escuela de Negocios y Dirección (ENyD) siempre nos ha gustado tener un trato cercano con nuestros alumnos ya que cuando la formación es online parece que el trato físico se pierde. Por este motivo intentamos estar al día de cómo avanzan y evolucionan nuestros alumnos tras cursar un máster con nosotros y este ha sido el caso de nuestra alumna Lidia Gualda, que ha pasado de la Ingeniería a montar su propio Ecommerce de calzado infantil tras cursar nuestro MBA.

Te puede interesar: Masterclass de Josef Ajram: «Debemos enriquecernos lentamente para llegar al éxito

Es un honor para nosotros ver cómo nuestros alumnos luchan por conseguir sus sueños, pero mejor es ver sus resultados. Hay muchos estilos de alumnos, nuestro preferido es el alumno entregado, luchador, comprometido, que se esfuerza y no se rinde y que tiene muy claro que la vida es un aprendizaje continuo.

Y esta descripción coincide a la perfección con Lidia Gualda, alumna de la última promoción de nuestros MBA. Una persona que con esfuerzo y dedicación ha conseguido cumplir muchas metas; una joven de armas tomar, que no deja nunca de formarse, que aprovecha las oportunidades al 100% y que sabe que lo mejor, todavía está por llegar.

De la Ingeniería al Calzado Infantil

Desde niña ha sido una apasionada de las Ciencias, pero no tenía muy claro por qué carrera decantarse. La Ingeniería le parecía muy interesante, ya que se ajustaba más  a lo que a ella le gustaba. Pero Lidia siempre ha sido una persona de grandes ambiciones y también le llamaba mucho la atención Administración y Dirección de Empresas y la carrera de Económicas; pero finalmente y partiendo de que en Bachillerato, normalmente, uno no tiene las cosas excesivamente claras, prefirió decantarse por sus asignaturas favoritas: Matemáticas, Física y Química. Y a día de hoy, Lidia siente que acertó con su elección: Ingeniería Química.

En 4º de carrera realizó unas prácticas curriculares durante dos meses en Aguas de Albacete donde Lidia pudo ver de cerca lo que era el mundo laboral. Cuando ya hubo terminado la carrera, trabajó cuatro meses como apoyo de Técnico de Laboratorio en Rodacal Beyem, una empresa de fabricación y distribución de productos para la construcción en La Roda, un pueblo cercano a Albacete.

Conocedora de la importancia de los idiomas en el mundo laboral, Lidia realizó su proyecto final sobre la “Fusión Nuclear” en Londres mediante una Beca Erasmus. “Era consciente de que los idiomas y en especial el inglés iba a ser fundamental en mi carrera profesional, por lo que decidí solicitar la estancia erasmus allí. No fue fácil, pero mereció la pena vivir esa gran experiencia”.

Pero al volver a España, Lidia no tenía muy claro qué hacer, su cabeza era un mar de dudas, no sabía si volver a irse fuera, buscar trabajo en España (a pesar de que no era la mejor época) o seguir estudiando. Finalmente, se decantó por las dos últimas opciones, seguir formándose a la vez que buscaba trabajo. Y no le salió tan mal.

Como siempre le había gustado la docencia, en concreto la docencia para Formación Profesional, Lidia decidió hacer el Máster Universitario en Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, a la vez que iba enviando currículums a las empresas. Finalmente, cuando ya llevaba unos meses estudiando el Máster, consiguió unas prácticas de tres meses extracurriculares en Laboratorios Vinfer S.A, empresa en la que trabaja actualmente.

De la Ingeniería al Calzado Infantil

Durante esos meses, Lidia realizaba las prácticas en la empresa por la mañana y por la tarde continuaba con el Máster. Finalizadas las prácticas en los laboratorios, le dieron la oportunidad de un contrato de formación. Durante ese tiempo, Lidia no dejó de aprender y de formarse para el puesto de Responsable Técnico, su gran reto.

Una vez terminado el contrato de formación, la empresa estaba tan contenta con ella, que decidieron hacerle un contrato fijo. Hasta hace unas semanas, Lidia se encargaba de todos los temas técnicos legislativos a nivel de productos químicos, planta de producción, etc. Actualmente, a parte de realizar todas estas labores, es Coordinadora del Departamento Técnico, formado por I+D y Calidad.

ESTUDIAR UN MBA

A lo largo de su trayectoria, tanto en los estudios como en el trabajo, Lidia no ha querido nunca centrarse en una sola cosa. De este modo, ha podido ver las diferentes partes de la empresa desde distintos puntos de vista: producción, operaciones, calidad, etc.

Esto fue lo que la motivó a realizar un MBA en nuestra Escuela de Negocios y Dirección, ya que un Máster de estas condiciones te ayuda a entender muchas acciones que se llevan a cabo en la empresa diariamente, procesos, decisiones que se toman desde Dirección…

Llegados a este punto, Lidia era consciente de que las empresas, en estos momentos, valoran de manera muy positiva que los candidatos a un puesto de trabajo tengan un MBA. Ella, además, siempre había querido cursar uno para poder conocer la razón de todas las cosas que pasan en una empresa, y así, poder aportar su granito de arena. Así que éste era su momento.

FORMACIÓN CONTINUA

Además, Lidia es una chica que apuesta por la formación continua. “Pienso que nunca debes dejar de formarte, siempre es bueno aprender cosas nuevas y aunque a veces pienses que no te van a servir, que es algo que no va contigo, directa o indirectamente te ayudan tanto en la vida cotidiana como en la vida laboral”. Por este motivo, siempre que ve un curso interesante y que pueda realizarlo, intenta cuadrar sus horarios para poder realizarlo.

Te puede interesar: Entrevista a Juanjo Grasa: La asesoría del learning by doing

Es joven pero su currículum y su entusiasmo son abrumadores. Sus metas las tiene muy claras. Cree que donde más puede aportar y donde más disfruta es con la ingeniería aplicada a procesos, trabajando en la mejora continua. Paralelamente hay una parte que le apasiona y es la gestión de empresas, la gestión de personas y recursos como la toma de decisiones clave. “Me gusta pensar que mi trabajo sirve para impulsar las mejoras, ya sea a nivel de procesos en ingeniería como a nivel de compañía”.

DE LA INGENIERÍA AL CALZADO INFANTIL

Una vez metida de lleno en las clases del MBA, notaba que tenía las herramientas necesarias para montar su propio ecommerce. Así que, con la idea clara en su cabeza de querer montar un negocio online, utilizó lo que le estaban enseñando en el MBA para estudiar los diferentes sectores, las ventajas e inconvenientes de cada uno y sus puntos fuertes y débiles.

Finalmente, y junto a su pareja, decidieron decantarse por el calzado infantil. Y de esta manera nació Guaypo. Empezaron poco a poco, primero con un stock reducido, viendo cómo respondía el mercado hasta el punto de que, recientemente, han ampliado su rango de acción incluyendo envíos a Canarias.

De la Ingeniería al Calzado Infantil

 

“Las ventajas que me permite Guaypo como negocio online en mi día a día, son la clave para compatibilizarlo con mi trabajo en Laboratorios Vinfer. Mis horas libres junto con las horas de mi pareja, hacen que saquemos adelante nuestra tienda online de calzado infantil”.

“LO MEJOR ESTÁ POR LLEGAR”

Actualmente, su día a día es intenso. Con tan solo 28 años no para de hacer cosas, pero también piensa que ahora es el momento de hacer todo esto. Realiza su jornada laboral todos los días y cuando llega a casa revisa la tienda online, las redes sociales, etc. “Gestionamos los pedidos recibidos y ese mismo día se envían”. También, un día a la semana Lidia va a clases de inglés y otro día a clases de baile para poder despejarse y liberarse un poco.

 

De la Ingeniería al Calzado Infantil

 

Su conclusión del MBA es muy positiva. “He aprendido mucho, pero sobre todo he sacado ese pequeño empujón de motivación y conocimiento necesario para crear mi propio negocio”. Aun así, cree que lo mejor está por venir.

“Creo firmemente que el MBA será clave en un futuro no muy lejano y que me permitirá acceder a puertas que sin el Máster apenas existían. Es cierto que hasta el momento he cambiado mi vida en la medida en que ahora tengo a Guaypo, pero todavía me queda mucho por andar”.

Este es solo un ejemplo de que la vida da muchas vueltas y de que la formación abre muchas puertas. La ambición, el esfuerzo y el sacrificio son aptitudes fundamentales para sumar retos y conseguir nuevas metas. Si tú también quieres ser como Lidia, una joven todoterreno que ha conseguido compaginar su día a día en ingeniería mientras vende por internet calzado online junto a su pareja, no lo pienses dos veces y apúntate a nuestro MBA Máster Universitario en Administración y Dirección de Empresas, MBA, Oficial Online.

Artículo anterior

Aplica la felicidad para aumentar tu productividad

Artículo siguiente

Groupon, el gigante de los cupones de descuento

Google+

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *