Inicio » ​¿FIN DE UN PARAÍSO FISCAL?

​¿FIN DE UN PARAÍSO FISCAL?

doble_irlandes_enydIrlanda quiere dejar de ser el patio de recreo fiscal de las grandes empresas. Michael Noonan, ministro de Finanzas del país ha declarado que pretende abolir el “doble irlandés”, sistema que reportaba ventajas en forma de beneficios tributarios para las grandes empresas que allí establecían sus sedes, entre las cuales están algunas tan conocidas como Apple, Google, Facebook o Yahoo.

La nueva política fiscal entrará en vigor desde el 1 de Enero de 2015, si bien las grandes multinacionales tienen hasta el 2020 de plazo para adaptarse a la nueva normativa, algo para lo que será condición sine qua non ser también residente fiscal de Irlanda. De esta manera, se cumple lo prometido por el Gobierno del país del trébol, que ya había asegurado que cambiaría la política fiscal una vez abandonara el rescate recibido por la UE y el FMI en 2010, cuya cuantía estaba valorada en 85.000 millones de euros.

Pues bien, ahora que el “Tigre celta” (apodo con el que se ha tildado el crecimiento económico vivido hasta ahora) parece haber despertado de nuevo, ese momento parece haber llegado. El anuncio del fin del “doble irlandés” ha sido realizado por Noonan durante la presentación de los Presupuestos del 2015 al Oireachtas, el Parlamento irlandés, destacando durante el mismo que estas serán las primeras cuentas en dejar atrás por fin la línea de austeridad marcada por el Gobierno de Dublín desde el 2007.

No obstante, el debate en torno a las medidas tributarias adoptadas por Irlanda parece no acabar ahí. Algunas organizaciones como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo económico (OCDE) o incluso gobiernos como el estadounidense o el de la Unión Europea, ya vienen reclamando desde hace tiempo el fin del “doble irlandés”. Aunque el Gobierno irlandés ha reaccionado cediendo ante estas demandas, no parece que sucederá igual con el Impuesto de Sociedades vigente en Irlanda, cifrado en el 12,5%. Dicho impuesto ha sido objeto de críticas por los líderes europeos en continuas ocasiones, que lo consideran demasiado bajo en comparación a los establecidos en sus países, y por tanto, podría contribuir a desarrollar las pautas para una competencia desleal respecto al resto de miembros de la Unión.

El propio Noonan ha sido vehemente al respecto “el impuesto del 12,5% nunca ha sido discutido, ni se discutirá. Es política asentada. No va a cambiar”.

Actualmente la Comisión Europea se encuentra investigando la fiscalización de Apple en Irlanda. La propia empresa de la manzana mordida ha reconocido que paga una tasa del 2%, cifra que según los expertos, no tiene relación posible con el gran volumen de negocio que generan los de Cupertino.

La clave podría estar en los derechos de propiedad intelectual, que al estar registrados en diferentes países, se reparten entre las filiales. De ahí que las oficinas establecidas en Irlanda puedan continuar pagando tan poco.

Mientras el caso se resuelve, las más de 1.000 multinancionales con sede en el país (y que cuentan en sus plantillas con 285.000 personas) contienen la respiración, no vaya a ser que les pille el “tigre”.

Artículo anterior

BOLSA...

Artículo siguiente

INFOGRAFÍA: 8 CLAVES DEL NEUROLIDERAZGO

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *