Home»Business Revista Digital»Asesoría»CÓMO HACER UN ESTUDIO DE MERCADO EN 6 SENCILLOS PASOS

CÓMO HACER UN ESTUDIO DE MERCADO EN 6 SENCILLOS PASOS

enyd estudio de mercadoSon muchos los elementos que hay que tener en cuenta a la hora de crear un negocio o lanzar un nuevo producto al mercado. Pero la idea más importante es que ningún empresario está solo. Es decir, llevará a cabo una estrategia en un tablero en el que ya hay muchos jugadores. Y para jugar hay que conocer a la competencia.

Uno de los principales errores de un emprendedor es creer que su idea es buena sin contrastarlo. Por ello, es necesario hacer un estudio de mercado para minimizar los riesgos financieros y comerciales. Éste nos permitirá saber si el producto o servicio que se ofrece se adapta a las necesidades de los clientes, conocer al público objetivo, el tamaño del mercado, etc. Además, permitirá descubrir los puntos fuertes y débiles de nuestro negocio y analizar a la competencia.

Tal vez te interese: Test de mercado, ¿Se venderá tu producto?

Las grandes empresas recurren a agencias de marketing y asesorías para realizar estas investigaciones. Sin embargo, muchas pymes y autónomos no pueden permitirse dicho gasto, ya que en general, el precio de los estudios de mercado se sitúa a partir de los 2.000 euros, en función de la complejidad. Por eso, a continuación te damos una serie de pautas a seguir para realizar un estudio de mercado eficaz sin necesidad de realizar un gran desembolso.

1.Define el objetivo: La finalidad del estudio es obtener datos válidos para tomar decisiones empresariales al respecto. No basta con preguntar a amigos y conocidos o hacer una simple búsqueda en internet. Define una meta para el estudio: para qué lo voy a hacer, qué quiero averiguar, quién va a participar, etc.

2.Fuentes de información: Puedes obtener datos a través de múltiples fuentes. Internet, redes sociales, estudios de las Cámaras de Comercio e Industria, organismos oficiales y asociaciones de empresarios. También puedes acudir a ferias y congresos, revisar publicaciones y revistas especializadas, y por supuesto, la información recabada en tu propia organización.

3.Áreas a investigar: Producto. Público. Mercado. Competencia. Haz trabajo de campo y estudia tu propio negocio a pie de calle. El número y características de las personas que acuden al local, quién compra en la competencia, qué productos son los más solicitados, etc.

4.Análisis de la competencia: Es tan importante conocerse a uno mismo como a los demás. Estudiar a la competencia supone conocer quién lidera el mercado, las oportunidades de éxito, las estrategias llevadas a cabo, etc. Para ello, se pueden hacer visitas presencias en las tiendas físicas, navegar por sus sitios web y redes sociales. Establecer la situación geográfica y radio de acción del resto de empresas y elaborar tablas comparativas de fortalezas y debilidades.

5.Testeo: Hay varios tipos de estudio de mercado. Unos aportarán datos cuantitativos, y otros datos cualitativos, como la calidad o la intención de compra.

a.Consulta a un experto: Acude a asesores y profesionales del sector que te informen de las características del mercado.

b.Encuestas: Es necesario hacer un gran número de encuestas para obtener datos relevantes. Supone una considerable inversión de tiempo si lo realiza el empresario por su cuenta, o de dinero si la encarga a una agencia. Gracias a internet, los costes y trámites para llevarlas a cabo se han reducido enormemente.

c.Grupos de discusión: Basta con reunir entre cinco y diez clientes potenciales y recabar sus opiniones respecto al producto, servicio o negocio.

d.Paneles de consumo o compra: Aportará información acerca del tamaño del mercado, las tendencias, ofertas, precios medios de productos, etc. Permitirá segmentar el mercado y elaborar un plan de marketing en consecuencia.

6.Implementa los resultados: Una vez recopilada toda la información, es hora de tomar medidas. Define tu público objetivo, elige una ubicación para tu tienda, elabora un plan de medios y estrategias de marketing. Redefine los aspectos del producto o servicio para que encajen adecuadamente con las necesidades del cliente. Y nunca dejes de investigar ni aprender.

Elaborar un estudio de mercado está al alcance de la mano de cualquier empresario. No es solo recomendable para aquellos negocios nuevos que van a lanzarse al mercado, sino también para los que deseen mejorar su competencia. La información es poder, así que antes de mover ficha, estudia las reglas del juego.

Tal vez te pueda interesas: ¿Tienes un negocio de nicho? Ventajas y desventajas

Artículo anterior

INSTAGRAM: MARCAS Y ANUNCIOS SIN FILTROS

Artículo siguiente

CLAVES PARA ABATIR EL RIESGO FINANCIERO

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *