Amnistía fiscal

La amnistía fiscal, Decreto ley 12/2012, es un plan de regularización muy útil para todas las empresas y organizaciones de España. Por medio de ella se regulan deudas al fisco que ya han vencido.

Esta es una medida adoptada por el Gobierno actual para intentar que las arcas del Estado vuelvan a tener superávit y, de este modo, palear la crisis económica el país.

Si esta ley logra atraer el dinero que se estaba depositando en paraísos fiscales, además de aumentar la recaudación, promete generar nuevos empleos. Algo más que necesario en este momento, ya que se reactivarían gran parte de los sectores económicos.

Esta ley también tiene puntos en contra, el más controvertido es, quizás, aquel planteado por quienes abonaron en fecha todos sus compromisos. Son ellos quienes ven la amnistía como una injusticia, y consideran un error ponerla en práctica.

Esta medida ya fue aplicada en varios países de Europa, e incluso dos veces en España. Es una medida transitoria que debe ser manejada con cuidado ya que puede generar que los ingresos aumenten, pero, si no se aplica de manera correcta, puede provocar que los empresarios que cumplen regularmente con sus compromisos consideren que no es necesario hacerlo porque se puede optar siempre por una amnistía.

Artículo anterior

El marketing en los dispositivos móviles

Artículo siguiente

Cuadro de mando y control empresarial

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *