Inicio » Responsabilidad Empresarial: un futuro sostenible

Responsabilidad Empresarial: un futuro sostenible

Google+

enyd responsabilidad empresarialTodo lo que hacemos tiene una consecuencia a nuestro alrededor. Cada una de nuestras acciones afecta a las personas y circunstancias de nuestro entorno. Y esto se aplica también a las empresas, negocios y compañías, que deben hacerse responsables de sus propios actos. ¿Conoces la Responsabilidad Empresarial?

 

Responsabilidad Empresarial y Sostenibilidad

En la Escuela de Negocios y Dirección estamos comprometidos con las personas y las empresas. Por ello, el miércoles 15 de febrero se organizó la Open Class virtual y gratuita “Responsabilidad Social Corporativa: el componente ético empresarial”. José Vera Brusca, Human Resource Manager con más de 20 años de experiencia en pymes y multinacionales, fue el encargado de impartir la videoconferencia.

Vera comenzó la exposición estableciendo que la RSC forma parte de un concepto mayor. La sostenibilidad. La capacidad que tiene todo ente para mantenerse en una posición estable, de forma continuada y con total independencia de las fuerzas externas que actúan sobre ellos. Esto, aplicado al entorno empresarial, se traduce como la capacidad que tienen las empresas de mantener una actividad continuada e independiente, a lo largo del tiempo y salvaguardando unos principios básicos. Estos serían éticos, económicos, medioambientales, y sobre todo, sociales.

La RSC no es un concepto nuevo. Ya se atisbaban indicios en la relación laboral entre maestro y aprendiz en la Edad Media. Más tarde, en el siglo XX, tras los grandes conflictos bélicos, las empresas asumieron las responsabilidades de las que los gobiernos no podían hacerse cargo. Se implicaron en escuelas, economatos, etc. Debido al surgimiento de un consumidor más exigente y otros muchos factores, han vuelto a poner sobre la mesa la Responsabilidad Empresarial.

Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Corporate Social Responsability (CSR). Responsabilidad Social Empresarial (RSE). Responsabilidad Empresarial (RE). Recibe muchos nombres, pero todos ellos aluden a un mismo concepto. La capacidad de las personas físicas o jurídicas de responder de sus propios actos.

Te puede interesar: Claves para la definición de la visión de la empresa

RSE frente a stakeholders

Responsabilidad, pero ¿hacia quién?. Frente a todos aquellos agentes que conforman el entorno de la compañía. Frente a los stakeholders o grupos de interés. Así, se podría clasificar un círculo interior, formado por empleados, gerentes y propietarios. Y un círculo exterior, integrado por proveedores, la sociedad, los gobiernos, acreedores y clientes.

¿Cómo puede la empresa ser responsable frente a cada grupo? Existen una serie de acciones de RE básicas e imprescindibles:

  • Accionistas: velar por sus intereses y cuidar sus inversiones. También ofreciendo transparencia y estimulando el desarrollo de la organización.
  • Clientes: entender sus necesidades, ofrecer productos y servicios de calidad. Establecer precios justos y garantías. Fidelizarlo a la marca.
  • Empleados: garantizar los Derechos Humanos y cumplir las leyes laborales. Establecer una justa compensación y salarios, y ofrecer la protección de la salud y seguridad. Facilitar la conciliación, formación y empleabilidad.
  • Proveedores: considerarlos partners del negocio. Establecer criterios racionales de homologación y cooperar con sus intereses. Adherirlos a la causa de sostenibilidad.
  • Administración: cumplir las leyes y pagar impuestos.
  • Competidores: respetar la libre competencia. Demostrar un comportamiento leal y actitud ética. Fomentar la colaboración que beneficie a todos, de forma equilibrada.
  • Instituciones: cooperar con el entorno social mediante la esponsorización y el mecenazgo. Participar en proyectos locales.

Sin embargo, la Responsabilidad Social puede ser un arma de doble filo si no se gestiona adecuadamente o no se trata con la debida seriedad. No se debe caer en la falsa caridad. Se ha de ser siempre transparente y veraz. Como apunta José Vera, existe un afilado debate en torno a la RSC. ¿Ha de ser controlada por la ley? ¿Las regulaciones actuales son suficientes? ¿Se trata de una cuestión de libre adhesión y naturaleza voluntaria?

Te puede interesar: Mentoring: cómo potenciar y motivar a tus empleados

La RSC como herramienta de gestión

enyd Consejo de AdministraciónLa Responsabilidad Empresarial puede emplearse como herramienta de gestión si se integra debidamente en los procesos empresariales. Desde 2011 a esta parte, en España se habla de la regularización del informe anual de RE. Se trata de la presentación de un informe anual sobre las acciones de RE en empresas de más de 1.000 trabajadores. De forma periódica, la Comisión Europea emite comunicaciones orientando sobre estas prácticas. También existe la norma ISO 37001:2016 que establece unos estándares de RSC a nivel internacional.

Existen una serie de herramientas o instrumentos que pueden ayudar a la gestión de esta responsabilidad:

  • Declaración de principios, que plantee los principios básicos de actuación.
  • Políticas de RE, que incluyan medioambiente, PRL, igualdad, desarrollo, etc.
  • Sistemas de gestión integrados.
  • Códigos de conducta, que indiquen qué se debe o debe hacer desde un punto de vista ético.
  • Códigos de Buen Gobierno para los Consejos de Administración, que marquen pautas básicas de actuación.
  • Informes anuales transparentes que muestren los resultado sociales, económicos y medioambientales de las acciones de RE.
  • Certificaciones, reconocimientos y sellos de valor.
  • Incluir la RE en las competencias.

A causa de la relevancia e importancia que ha creado la Responsabilidad Empresarial, surge la figura del LCO o Legal Compliance Officer. Es la persona encargada de controlar el cumplimiento del código de conducta.

Te puede interesar: Contract Manager: a la defensa del contrato

Ejemplos de buena RE

Para concluir, el profesor expuso una serie de ejemplos de buena RSE. Así, en el caso de Campofrío, tras el incendio de una de sus fábricas, en lugar de despedir a la plantilla, empleó el tiempo que tardó en reconstruirse el edificio para impartir formación complementaria a sus empleados. Mientras, Michelin ha sobrevivido a la crisis sin realizar EREs ni despidos colectivos, desarrollando bancos de horas laborables repartidas entre sus trabajadores.

José Vera terminó la Open Class virtual gratuita remarcando los tres pilares fundamentales en los que se sustenta la RE. Confianza, reputación y cuenta de resultados. Pero sobre todo, recordó que la Responsabilidad Empresarial empieza por el que se sienta a nuestro lado.

Si estás interesado en próximas Open Class virtuales gratuitas, consulta los próximos eventos. 

Artículo anterior

Impulsa tu Start Up a través del Adventure Capital

Artículo siguiente

Prácticas en empresa, un salto al mundo laboral

Google+

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *